Escúchenos en línea

Revisan quejas contra Honduras por incumplimiento leyes laborales CAFTA

Washington. Agencia EFE. | 22 de Mayo de 2012 a las 00:00

El Departamento del Trabajo de EE.UU. aceptó revisar una queja sindical en contra del Gobierno de Tegucigalpa por incumplimiento de las leyes laborales en el marco del tratado de libre comercio DR-CAFTA, según un aviso oficial divulgado este martes.

La mayor federación sindical estadounidense AFL-CIO y 27 sindicatos y organizaciones cívicas de Honduras presentaron una queja el pasado 26 de marzo ante la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales (OTLA) del Departamento del Trabajo, en la que destacaron presuntas violaciones al capítulo laboral del DR-CAFTA.

El Departamento del Trabajo informó hoy en el diario oficial del Gobierno ("Federal Register) de que la OTLA ha aceptado revisar la queja presentada contra Honduras.

Según la queja, Honduras prácticamente ha privado de sus derechos sindicales a los trabajadores en las industrias agrícola, de ropa confeccionada, y de repuestos automotrices, así como los de empresas en Puerto Cortés.

Estos trabajadores, agregan, tampoco gozan de "condiciones de trabajo aceptables". Además, el Gobierno de Honduras también está violando el capítulo laboral del DR-CAFTA mediante las continuas deficiencias de su sistema legal y una ley recientemente aprobada en ese país que debilita los derechos laborales.

El acuerdo comercial entró en vigor con El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala en 2006, con la República Dominicana en 2007 y con Costa Rica, en 2009.

Cathy Feingold, directora de asuntos internacionales de la AFL-CIO, elogió en un comunicado la decisión del Departamento del Trabajo porque, a su juicio, el objetivo es que el Gobierno hondureño tome medidas para "proteger los derechos básicos de los trabajadores y aplicar la leyes laborales, como se acordó bajo el convenio DR-CAFTA".

Feingold señaló que entre las "violaciones sistemáticas de los derechos básicos de los trabajadores" se incluyen "el despido de cientos de trabajadores por tratar de formar sindicatos" y la negativa de los empleadores de pagar el salario básico.

"Tenemos la esperanza que esta queja envíe el mensaje que todos los países que han firmado un tratado de libre comercio deben respetar y obligar a que se cumplan sus leyes laborales", puntualizó Feingold.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play