Escúchenos en línea

Saca no quiere que asesinato de diputados sea tema electoral en Guatemala

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 11 de Abril de 2007 a las 00:00
El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, declaró que "sería lamentable" que el asesinato de tres diputados salvadoreños, ocurrido en Guatemala el 19 de febrero pasado, fuera utilizado con fines electorales en este país. En una entrevista que publica hoy el diario salvadoreño "La Prensa Gráfica", Saca señala: "no tengo ningún elemento que me permita asegurar que esto (el asesinato) haya sido político para afectar al presidente Oscar Berger en medio de la campaña electoral que actualmente vive Guatemala". Sin embargo, señaló que "evidentemente un asesinato de esta magnitud tiene y tendrá un impacto en lo que va a pasar en Guatemala", donde se celebrarán elecciones generales el 9 de septiembre próximo. Los diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Eduardo DAubuisson, José Ramón González y William Pichinte, así como un policía que les acompañaba, Gerardo Napoleón Ramírez, fueron asesinados hace casi dos meses en Guatemala sin que hasta ahora se hayan aclarado los motivos del hecho. Los cuerpos, carbonizados de las víctimas fueron hallados a inmediaciones de la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador. El 22 de febrero fueron capturados los policías guatemaltecos Luis Arturo Herrera López, José Korki López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez, acusados de ser los autores materiales del crimen, pero días después fueron asesinados en la cárcel de máxima seguridad "El Boquerón" donde estaban detenidos. Otro policía guatemalteco, Marvin Contreras, también señalado de haber participado en el crimen, se entregó a las autoridades el 28 de febrero, mientras Jeiner Barillas se encuentra prófugo. El pasado 20 de marzo las autoridades guatemaltecas detuvieron a Mario Lémus Escobar, Obdulio Estuardo de León Lémus, Carlos Amilcar Orellana, y Linda Castillo Orellana, por su presunta participación intelectual en el caso. Según las autoridades guatemaltecas, estas personas forman parte de un cártel del narcotráfico que opera en Jalpatagua, departamento de Jutiapa, en el este guatemalteco y fronterizo con El Salvador. Saca dijo que ha conversado con Berger sobre el impacto político que ha causado el asesinato de los diputados en Guatemala, "pero yo no quisiera meterme en temas políticos de Guatemala". Agregó que "sería lamentable" que los partidos guatemaltecos de oposición quisieran "aprovecharse de la muerte de diputados honorables, que por cierto nunca fueron acusados de ningún delito, fueron investigados y ninguno aparece vinculado a ninguna acción delictiva". Afirmó que Guatemala "tiene todavía mucho que informar" sobre el asesinato, ya que "los salvadoreños hemos sido golpeados con la muerte de los diputados" y "es evidente que fueron asesinados por policías, por los policías asesinados en la cárcel, lo que nos genera una gran cantidad de dudas". Saca se preguntó "quien está detrás de los asesinatos, a quien están encubriendo. El presidente Oscar Berger me ha dicho que llegará hasta las últimas consecuencias. Creo en la palabra del presidente y en su nueva ministra de Gobernación y nuestros investigadores trabajan con ellos".

Descarga la aplicación

en google play en google play