Escúchenos en línea

Luces y sombras en gestión de Procurador Humanitario guatemalteco

Agencia PL. Desde ciudad Guatemala. | 12 de Abril de 2007 a las 00:00
La reelección de Sergio Morales como Procurador de los Derechos Humanos constituye un reconocimiento a su labor al frente de la institución, pero también refleja las carencias que en esa materia persisten hoy en Guatemala. "Estamos claros de que hemos hecho cosas importantes y que otras no han tenido éxito, pero estamos asumiendo el reto", dijo el Magistrado de Conciencia tras conocer los resultados en el Congreso de la República, donde obtuvo 112 votos de los 105 necesarios. En una entrevista con Prensa Latina, Morales consideró como sus principales logros el posicionar a la Procuraduría como un referente válido en el tema de derechos humanos y haber hecho investigaciones y acciones para proteger a la población. "También denunciamos la existencia de escuadrones de la muerte dentro de la policía, lo cual llevó en gran medida a un proceso de cambios dentro del Ministerio de Gobernación y yo creo que en eso hemos tenido una incidencia importante", dijo. La sociedad civil reconoce la capacidad del actual Defensor del Pueblo en esta materia, pero cuestiona que en el proceso de selección de los candidatos no se tuviera en cuenta ninguna de las propuestas de las organizaciones humanitarias. En cuanto a su gestión consideran que ha tenido luces y sombras. "Creemos que ha habido aciertos, pero también algunos desaciertos institucionalmente hablando", dijo a Prensa Latina el dirigente del Colectivo de Organizaciones Sociales, Orlando Blanco. Entre sus logros mencionó impulsar la creación de una comisión internacional contra la impunidad, denunciar la corrupción policial y la represión contra los campesinos y el apoyo a las protestas contra el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Sin embargo, -dijo- la Procuraduría no ha pasado de ser una institución que recibe denuncias, pero no tiene la capacidad de investigación necesaria. Una de las prioridades del Magistrado de Conciencia para los próximos cinco años es precisamente consolidar la institución, así como mejorar la verificación al presupuesto del Estado y promover programas a favor de la mujer, la niñez y los discapacitados. El nuevo mandato del Defensor del Pueblo comenzará el próximo 19 de agosto cuando será juramentado ante el pleno del Congreso, según estipula la Constitución de Guatemala.

Descarga la aplicación

en google play en google play