Escúchenos en línea

Arzobispo denuncia injusticia y desigualdad en El Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 15 de Abril de 2007 a las 00:00
El arzobispo de San Salvador, monseñor Fernando Sáenz, denunció este domingo los "graves y numerosos" problemas de injusticia que vive este país centroamericano, donde según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sólo un tercio de la población tiene "vida plena". "En El Salvador el tema de la justicia ha pasado a primer plano, tanto en el ámbito político como en el teológico. Son graves y numerosos los problemas de injusticia y desigualdad", dijo monseñor Sáenz, prominente partidario del Opus Dei, durante la misa dominical en la catedral capitalina. "Es evidente la falta de protección de los más vulnerables", recalcó Sáenz, en la homilía de una misa en el marco de la conmemoración del segundo aniversario del pontificado de Benedicto XVI. Según un informe del PNUD, emitido el 29 de marzo, de los 9 millones de salvadoreños 2,9 millones viven en pobreza relativa y pobreza extrema por obtener ingresos menores que el costo de la canasta básica alimentaria. El estudio del PNUD consigna además que los movimientos migratorios masivos de salvadoreños hacia el exterior, en particular hacia Estados Unidos, "cuestionan la noción de país que es El Salvador, así como la identidad nacional y la ciudadanía de sus miembros". Monseñor Sáenz, tras reiterar la "evidente división de la sociedad", comentó que "para renovar nuestro país debemos apoyarnos en la caridad". "Solo el amor de Dios puede salvarnos, porque nos impulsa en primer lugar a vivir la justicia y además a pensar en el necesitado", recalcó. El Salvador, con una economía dolarizada, registró en el 2006 un crecimiento del 4,2% y subsiste gracias a las remesas que envían los salvadoreños en el extranjero. En el 2006 los ingresos de remesas alcanzaron los 3.115,7 millones de dólares, el 16% del PIB.

Descarga la aplicación

en google play en google play