Escúchenos en línea

Policía guatemalteca intenta mejorar imagen

Agencia PL. Desde ciudad Guatemala. | 15 de Abril de 2007 a las 00:00
El nuevo director de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Julio Hernández, admitió que al aceptar el cargo ha puesto su carrera en riesgo, pero se comprometió a mejorar la imagen de la institución. Hernández asumió el puesto en medio del escándalo por la participación de policías de la División de Investigación Criminal (DINC) en el asesinato e incineración de tres diputados del Parlamento Centroamericano y su chofer. "Aunque este es un momento coyunturalmente muy difícil, mi principal objetivo es llevar a buen puerto esta nave, en medio de la tormenta", dijo el jefe de la PNC en una entrevista a la prensa local. El funcionario admitió que aceptar el cargo es un reto muy grande, porque probablemente reciba más críticas que elogios, pero aún así dijo estar dispuesto a mejorar la institución. Según sus declaraciones, 60 por ciento del personal de la DINC será depurado y muchos de los nuevos miembros de esa sección serán jóvenes de la carrera de criminalística. Las autoridades ya despidieron a 19 asesores, en su mayoría miembros del Ejército, que ocupaban puestos claves dentro de la PNC, como control de armamento, asuntos e inspectoría interna y la oficina de personal. Asimismo, está prevista la separación inmediata de entre 200 y 250 agentes acusados de robos, extorsión, asaltos, abuso de autoridad y hasta homicidios. La depuración de la PNC es una de las demandas de la ciudadanía luego del asesinato de los salvadoreños y de la ejecución de los autores materiales del crimen, lo cual motivó la renuncia del ministro de Gobernación Carlos Vielmann y sus principales mandos. Adela de Torrebiarte, la flamante titular de Gobernación, declaró como una de sus prioridades el mejoramiento de la policía y esta semana entregará al presidente de la República, Oscar Berger, un informe sobre la marcha del proceso.

Descarga la aplicación

en google play en google play