Escúchenos en línea

Asesinan a dos dirigentes opositores en Guatemala

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 16 de Abril de 2007 a las 00:00
El partido guatemalteco Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en la oposición, denunció este lunes el asesinato de dos de sus dirigentes en el departamento de Escuintla, en el sur de Guatemala. Los esposos Fernando Mejía y Delmis Flores, activistas de la UNE, fueron asesinados a tiros la noche del sábado, a unos 300 metros de su vivienda. "Lamentamos mucho que la campaña electoral haya agarrado ya un ritmo de violencia, y ni siquiera ha empezado oficialmente", afirmó el Director de Estrategia Nacional de la UNE, José Carlos Marroquín. Marroquín dijo que los esposos Mejía y Flores, fueron asesinados en una carretera de la comunidad de Masagua, a unos 70 kilómetros al sur de Ciudad de Guatemala. Mejía, precisó Marroquín, era secretario general municipal de la UNE en Masagua, y su esposa secretaria del área de mujer de la misma filial. "Tenemos información que la orden que tenían los asesinos era atacar a nuestros correligionarios hasta matarlos", agregó Marroquín. El asesinato, agregó la fuente, ocurrió cuando las víctimas retornaban a su casa tras participar en una actividad proselitista de la UNE en la vecina comunidad de San Miguel de las Flores. Según informes de la prensa guatemalteca, con estos crímenes suman 20 los políticos asesinados en el último año, 16 de los cuales eran dirigentes o activistas de la UNE. El Mirador Electoral, una coalición de organizaciones sociales guatemaltecas integrada para vigilar el proceso electoral de septiembre próximo, manifestó recientemente su temor por el incremento de ataques contra activistas políticos. Los guatemaltecos elegirán entonces a su nuevo presidente, al vicepresidente y a los 158 diputados al Congreso, además de su representación en el Parlamento Centroamericano y los alcaldes. La UNE se ha visto afectado desde el 2004 por el asesinato de 13 activistas y dirigentes, entre ellos dos diputados, crímenes que permanecen impunes. "Esta violencia se está convirtiendo en algo cotidiano. Nosotros no aceptamos eso. Obviamente, estos ataques tienen que ver con intereses de otras agrupaciones o de personas allegadas a éstas", afirmó Marroquín. Además de Mejía y su esposa, la agrupación política sufrió, el 26 de octubre de 2006, el asesinato del Coordinador de Formación y Capacitación de Izabal (norte), Erick Leonel Chacón y su padre, Oscar Vicente Chacón Linares, quienes también fueron atacados a balazos en la zona urbana de dicho departamento. En julio del 2006, también en un ataque armado registrado 129 km al este de la capital, la UNE reportó el deceso de César Lemus, la hija de éste, Jennifer Lemus; Cipriano Barrera y Enio Lucero, quienes se desempañaban como activistas en el departamento de Jutiapa, fronterizo con El Salvador. En tanto, el 6 de abril de 2006, dos desconocidos que viajaban en una motocicleta mataron a balazos al diputado Mario Pivaral, en la puerta de la sede central de la UNE, ubicada en la periferia sur de la ciudad de Guatemala; mientras que un mes después el coordinador de sectores populares, William Hernández, corrió la misma suerte. Por otra parte, en diciembre de 2005, cuerpos de socorro localizaron el cadáver, con señales de tortura, de Giovanni Aguilar Mejía, quien se desempeñaba como asesor del diputado Roberto Kestler. Hasta el momento, la lista la cierran los asesinatos del diputado y secretario municipal de Cuilapa, Santa Rosa (este), Carlos Hipólito Miranda Roca y del asistente de dicho partido Eduardo de Jesús Moreno, registrados el 28 de setiembre de 2004. "Nos preocupa muchísimo que periódicamente asesinen a activistas y que no haya resultados en las investigaciones de los casos", enfatizó Marroquín, quien al mismo tiempo recordó que, de momento, sólo hay una persona detenida por uno de los crímenes, el del diputado Pivaral.

Descarga la aplicación

en google play en google play