Escúchenos en línea

Guatemala reorienta estrategia de seguridad

Ciudad Guatemala. Agencia EFE. | 1 de Agosto de 2012 a las 00:00

El Gobierno de Guatemala inauguró este miércoles una escuela de oficiales con la que busca impulsar la profesionalización de la Policía Nacional Civil, considerado uno de los entes más corruptos del Estado, y reorientar la estrategia de seguridad ciudadana del país.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, encabezó el acto de inauguración de la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional Civil, en la que su Administración invirtió 1,9 millones de dólares.

"Los niveles de criminalidad van a empezar a descender", en Guatemala, donde cada día son asesinadas un promedio de 14 personas, sostuvo Pérez Molina, quien ha prometido "mano dura" contra el crimen.

La nueva academia policial formará en su primera promoción a 80 oficiales que hayan concluido ya estudios de licenciatura en Derecho o carreras afines, de acuerdo a la información oficial.

"Los cursos de oficiales tendrán una duración de un año, y es el primer paso para profesionalizar esta institución", dijo a Efe Adela Camacho, la comisionada presidencial para la reforma de la Policía Nacional Civil y quien fuera ministra del Interior durante el Gobierno del Óscar Berger (2004-2008).

A partir de enero próximo, con el apoyo de varias universidades del país, precisó Camacho, "todos los ciudadanos que lo deseen" podrán matricularse en la Licenciatura de Policía, una nueva carrera universitaria "que se especializará en gerencia policial".

En la creación y formación de la Escuela de Oficiales, el Gobierno guatemalteco contó con el apoyo de la policía de Colombia, que además colaboró en el "diseño de una "nueva doctrina" policial y aportó en apoyo técnico en comunicaciones.

También cooperaron los Gobiernos de España, Chile, Canadá, Estados Unidos y Holanda.

El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López, dijo que la creación de la Escuela de Oficiales forma parte del proceso de "reorientación de la estrategia de seguridad" impulsada por su Administración, e incluye el establecimiento de "un nuevo modelo policial".

La Policía Nacional Civil nació en 1997 en sustitución de la Policía Nacional, que estuvo implicada en violaciones a los derechos humanos durante la guerra interna que vivió este país entre 1960 y 1996.

La institución policial es considerada una de las más corrompidas del Estado y sus mismas autoridades han reconocido que las bandas del crimen organizado la han infiltrado para procurar complicidad e impunidad.

Pérez Molina también encabezó este miércoles la graduación de 1.503 nuevos agentes de la Policía Nacional Civil, en su mayoría indígenas provenientes de las empobrecidas zonas rurales de norte y oeste de Guatemala, que recibieron una formación básica durante seis meses.

A partir de mañana, los nuevos policías se unirán a los 24.850 agentes con que cuenta la Policía, y que Pérez Molina se propone elevar en 10.000 para el 2016, cuando finalizará su Gobierno, como parte de su plan de reforma de la institución.


Descarga la aplicación

en google play en google play