Escúchenos en línea

Presidente Lobo atribuye el conflicto por las tierras al crimen organizado

Tegucigalpa. Agencia EFE. | 10 de Agosto de 2012 a las 00:00

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo este jueves que el conflicto en el Bajo Aguán no es solo por tierras sino que se debe también al crimen organizado, y reafirmó que lo atacará "como un problema de seguridad nacional".

"El tema del Bajo Aguán es un tema muy especial, no es únicamente un problema de tierras, tenemos otro problema: el crimen organizado", indicó Lobo en declaraciones a los periodistas.

El gobernante advirtió nuevamente que abordará "como un problema de seguridad nacional" el conflicto agrario en el Bajo Aguán, donde el jueves murieron tres campesinos en lo que la policía identificó como un ataque de "gente armada" cuando se disponían a invadir la finca "Paso Aguán", en el departamento de Colón, en el Caribe.

"Podemos tener incidentes temporales pero al final vamos a triunfar", aseguró Lobo, tras recordar que el Parlamento aprobó el miércoles de la semana pasada una reforma legal que limitó el porte de armas a personal militar, policial y de seguridad privada en Colón, con el fin de poner fin al conflicto agrario en la zona.

En los últimos tres años, este conflicto por tierras entre campesinos y terratenientes en el Bajo Aguán se ha cobrado la vida de más de 60 personas, en su mayoría labriegos, según datos del estatal Comisionado de los Derechos Humanos.

Lobo ha tratado de poner fin al conflicto con la compra de tierras a los hacendados y su posterior entrega a los campesinos organizados, pero la violencia no ha cesado.

Los campesinos en el Bajo Aguán se oponen a la prohibición a los civiles de portar armas en el departamento de Colón, argumentando que la medida no solucionará el conflicto agrario.

En ese sentido, unos 1.800 campesinos bloquearon el miércoles la carretera que conduce del Bajo Aguán hacia la ciudad de La Ceiba, en el vecino departamento caribeño de Atlántida, en protesta porque se haya prohibido a los civiles portar armas en la zona.

El secretario general del Movimiento Campesino Unificado del Aguán (MUCA), Yoni Rivas, dijo el miércoles a Efe que el conflicto en el Aguán es "problema de tenencia de tierras" y cuestionó que el Gobierno lo "quiera vincular con grupos armados".

Los labriegos han advertido que continuarán las "medidas de presión" para que el Gobierno apruebe un "desarme general y no un desarme selectivo" en Colón.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play