Escúchenos en línea

Asesinatos en Guatemala suman 2 mil 887

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 13 de Agosto de 2012 a las 00:00

La violencia imperante en Guatemala causó la muerte de dos mil 887 personas de enero a julio de este año, la mayoría con armas de fuego, reveló este lunes un fuente oficial.

Del total de asesinatos durante ese período, dos mil 403 murieron en agresiones armadas, señala un informe de la Policía Nacional Civil (PNC), divulgado este lunes aquí.

Según el balance, en ese lapso otros tres mil 466 individuos resultaron heridos, dos mil 285 de los cuales sufrieron lesiones provocadas por armamentos.

Del 1 de enero al 18 de julio de este año, la PNC decomisó dos mil 370 pistolas, ametralladoras, revólveres, escopetas y fusiles de asalto.

La cifra de decomisos es ínfima en comparación con las 800 mil armas ilegales, dos terceras partes más que las legales, que circulan en este país, destacan estimados de organizaciones no gubernamentales.

El armamento ilegal en esta nación es de unas 800 mil, que entran por los pasos ciegos desde El Salvador, Honduras o provienen de México vía Belice, ha señalado Carmen Rosa De León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible, institución de la sociedad civil sin fines de lucro.

A su juicio, el tráfico de armas es consecuencia del desvío que se produce desde los ejércitos y las policías de Centroamérica.

Por su parte, el ministro de Gobernación, Héctor López ha admitido que casi el 85 por ciento de los crímenes en el Guatemala se generan por ataques armados, lo cual indica un incremento en el tráfico de esos artefactos.

De acuerdo con investigaciones de la PNC, en el mercado negro las armas salen mucho más baratas que en los establecimientos legales de venta.

Las pesquisas de ese cuerpo policial relevan que adquirir una pistola de manera ilegal cuesta entre dos mil 500 y tres mil quetzales (de 316 a 379 dólares), mientras en el mercado legal ese mismo artículo está valorado en seis mil quetzales (758 dólares).

Aparte de las temibles bandas de narcotraficantes, que emplean armas con calibres superiores a las de las fuerzas policiales, unas 900 maras (pandillas) operan en Centroamérica con más de 70 mil miembros, apunta la ONU.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play