Escúchenos en línea

Iglesia salvadoreña ayudará a presos que ya cumplieron condena

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 17 de Abril de 2007 a las 00:00
Tras denunciar "una crisis penitenciaria" en El Salvador, la oficina de Tutela Legal del Arzobispado capitalino emprenderá un programa de asistencia para "superar la burocracia" que impide a centenares de reclusos recobrar su libertad luego de cumplir la mayor parte de sus condenas, informó una fuente del ente humanitario. "Como nosotros hemos estado sosteniendo que hay una crisis penitenciaria, él (Arzobispo Fernando Sáenz) nos ha pedido que veamos en qué forma podemos ayudar a los presos", declaró a la AFP el recién nombrado director de Tutela Legal, Ovidio Mauricio González. El crítico panorama de las cárceles lo advierte la Iglesia con las visitas cotidianas que sacerdotes y miembros de la pastoral penitenciaria realizan a las cárceles del país. "Tenemos muchos casos de personas encarceladas, que nos han pedido que les ayudemos porque ya cumplieron las dos terceras partes de la pena y a pesar que ya solicitaron la libertad condicional las autoridades no se la dan", subrayó González. Según el trámite oficial, los casos de reclusos que cumplen los requisitos para recobrar su libertad deben ser estudiados por un Consejo Criminológico. Para González, dichos estudios "tardan demasiado y a veces se llevan hasta más de un año". "A veces los Consejos dan opiniones que no se acercan a la verdad, en ese sentido nosotros pensamos apoyar esa situación para ayudar a los reos que están purgando una condena", recalcó el director de Tutela Legal. En 19 de las 20 cárceles del país hay hacinamiento. Con una capacidad para 7.300 reos, hasta marzo albergaban 15.282 reclusos. Para Tutela Legal, las políticas "punitivas" que se aplican para detener la delincuencia y las pandillas van a seguir "saturando" el sistema penitenciario. La proyección de las autoridades es que el año se cierre con 17.000 internos, por lo que para salir al paso del hacinamiento anunciaron que construirán nuevos presidios para descongestionar el sistema. A inicios de mayo, las autoridades tienen previsto inaugurar una nueva cárcel para 800 reos en la ciudad de Izalco, 60 km al suroeste de San Salvador, con capacidad para albergar unos 800 reos por un costo de ocho millones de dólares. Otro presidio con capacidad para 1.600 reclusos y con una inversión de 13 millones será construido en Jucuapa, 110 km al este de San Salvador. Para Tutela legal, en lugar de construir más cárceles lo mejor es que el Estado deponga la represión y adopte medidas preventivas para contener delincuencia y pandillas.

Descarga la aplicación

en google play en google play