Escúchenos en línea

Aumentan los registros para evitar delitos desde las cárceles salvadoreñas

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 19 de Abril de 2007 a las 00:00
Las autoridades penitenciarias salvadoreñas aumentaron la frecuencia de registros a los presos en busca de armas y teléfonos móviles, para evitar que las cárceles se conviertan en oficinas del crimen organizado. "Estamos realizando requisas sorpresivas en distintos centros penales en busca de objetos prohibidos, sean armas artesanales que fabrican los reclusos, licor, droga y teléfonos celulares principalmente, porque son usados por los reos para organizar delitos en las calles", aseguró el director general de Centros Penales, Gilbert Cáceres. Durante la actual semana, la Dirección General de Centros Penales (DGCP), con ayuda de la agentes antimotines de la policía, ha realizado al menos tres requisas en igual número de penitenciarías en las que se decomisaron una veintena de teléfonos móviles y una quincena de chips, una granada fragmentaria, marihuana y cuchillos artesanales fabricados con partes de metal de las camas, punzones y licor artesanal. Por su parte, el inspector general de Centros Penales, Alvaro Valladares, explicó que la policía y fiscalía investigan actualmente la posibilidad de que algún reo sea el responsable de ordenar el secuestro de un niño en la ciudad de Ahuachapán (oeste). "Está más que comprobado que muchos casos de extorsión, asaltos, secuestros, asesinatos y otros delitos son ordenados desde las cárceles con el uso de teléfonos celulares, por eso el desafío es frenar este problema", declaró Cáceres. En lo que va de año, la DGCP ha logrado decomisar durante las requisas sorpresivas un total de 360 teléfonos móviles a reclusos que, en ocasiones, han intentado burlar los registros escondiendo los aparatos en su recto. A lo largo del 2006 la DGCP logró el decomiso de 300 aparatos de telefonía celular. "Las requisas van a continuar sorpresivamente, pues los delincuentes no dejan su accionar ni dentro de las cárceles, pero además prevenimos que puedan estallar acciones violentas con el decomiso de armas que puedan tener en su poder", sostuvo Valladares. La Dirección General de Centros Penales maneja un total de 20 cárceles en todo el país, la mayoría con una población muy superior a su capacidad, con excepción del penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, a unos 56 km al sur de San Salvador, donde no hay hacinamiento. Actualmente los presidios salvadoreños recluyen a un total de 15.071 reos, frente a una capacidad real de 7.300 personas.

Descarga la aplicación

en google play en google play