Escúchenos en línea

Cancilleres de EEUU y El Salvador discuten tema migratorio

Agencia AP. Desde San Salvador. | 19 de Abril de 2007 a las 00:00
El canciller de El Salvador Francisco Esteban Laínez y la secretaria de Estado Condoleezza Rice hablaron el jueves de reforma migratoria y el interés del país centroamericano para que se regularice la situación de millares de salvadoreños que viven en Estados Unidos. "Creo que éste es el momento", dijo Laínez al concluir la reunión realizada en el Departamento de Estado refiriéndose a las posibilidad de que el Congreso inicie el debate de los proyectos. "He visto en mis contactos que están dadas las condiciones y que poco a poco la gente está entendiendo de qué se trata". Laínez, quien se ha entrevistado en Washington con miembros del gobierno del presidente George W. Bush y Congreso, dijo que creía que "si la reforma no se da antes de agosto posiblemente se perdería una oportunidad muy buena". El Congreso entra en receso ese mes por 30 días y no hay garantía de que el tema, que ha sido parte del discurso político estadounidense en los últimos 30 meses, figure oportunamente en la agenda legislativa. Laínez dijo que con Rice_ "una magnífica persona con quien se puede hablar de todo"_ tuvo una reunión importante para hablar de inmigración, el programa de protección temporal migratorio (TPS) y la agenda bilateral. "En El Salvador quisiéramos una reforma migratoria que ojalá pudiera ser integral", dijo a reporteros en el Departamento de Estado. "Toda reforma debe valorar los aspectos muy positivos de la inmigración, aunque esta sea indocumentada, así como la necesidad de que pudieran existir permisos temporales de trabajo y de dar estabilidad a los que ya están aquí". Antes de llegar a Washington, Laínez visitó varias ciudades de Estados Unidos, particularmente de la región sur, donde están detenidos inmigrantes salvadoreños. En Estados Unidos residen unos 2,5 millones de salvadoreños, de los cuales unos 250.000 están amparados por el TPS que periódicamente es renovado por Bush. Unos 300.000 más son indocumentados. Laínez desea terminar con ese estado de indocumentación y consolidar los ingresos que su país recibe al año por remesas. En el primer trimestre del 2007, los salvadoreños enviaron 819,6 millones de dólares, una nueva cifra récord para ese período, según el Banco Central. La cifra superó en 60 millones de dólares los 759,6 millones acumulados en los tres primeros meses del 2006. Se prevé que para finales del año las remesas superen los 3,315 millones de dólares del 2006, que representa una cifra récord.

Descarga la aplicación

en google play en google play