Escúchenos en línea

Forenses argentinos ayudarán a identificar hondureños desaparecidos

Agencia PL. Desde Tegucigalpa. | 19 de Abril de 2007 a las 00:00
Antropólogos argentinos colaborarán con Honduras en la exhumación e identificación de víctimas de desaparición forzada, según establece un memorando de entendimiento en derechos humanos firmado este jueves por ambos países. El documento fue suscrito por el fiscal general de Honduras, Leónidas Rosa Bautista, y el embajador argentino en Tegucigalpa, Alfredo Fortí, quien adelantó que las labores de búsqueda comenzarán inmediatamente. Los expertos argentinos trabajarán de forma conjunta con el área de medicina forense del Ministerio Público de Honduras para llevar adelante la identificación y preservación de los restos, acotó el diplomático. La fiscal de Derechos Humanos del Ministerio Público hondureño, Sandra Ponce, explicó que el trabajo tendrá dos facetas. Primero evaluarán todos los datos obtenidos en las nueve exhumaciones de restos realizadas desde 1994 y después pondrán en marcha una nueva búsqueda de víctimas, detalló. El equipo de antropólogos argentinos, cuya especialidad es la identificación de restos de personas particularmente en países en situaciones de conflicto o de guerra, o en casos de desapariciones forzadas, tiene gran experiencia, aseguró Forti. Agregó que ha trabajado en Argentina y en diferentes países de Centroamérica, Africa y Asia. En El salvador, antropólogos de la nación austral han participado en la identificación de 281 personas víctimas de la masacre de El Mozote. El documento firmado hoy también incluye cooperación en otros aspectos en materia de derechos humanos, como capacitación, asistencia técnica y asesoramiento en investigaciones de desapariciones, muertes en cárceles o ejecuciones extrajudiciales. El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) afirma que entre 1979 y 1989 unos 185 hondureños desaparecieron por motivos políticos. La mayoría de esos hechos se produjeron entre 1980 y 1984, cuando el país, por presiones de Estados Unidos, sirvió para entrenar tropas contrainsurgentes de El Salvador y Guatemala. En esa etapa, unidades locales fueron formadas por la Escuela de las Américas en Estados Unidos y Panamá en técnicas de vigilancia, infiltración, penetración, seguimiento, tortura, desaparición y asesinato, asegura COFADEH.

Descarga la aplicación

en google play en google play