Escúchenos en línea

Falla eléctrica deja sin luz a buena parte de Costa Rica

Agencia AFP. Desde San José. | 20 de Abril de 2007 a las 00:00
Caos circulatorio y una noche a la luz de las velas fueron las consecuencias de un apagón que por casi tres horas sufrió Costa Rica el jueves, a consecuencia de una falla en una línea de transmisión y la salida de operaciones de tres plantas térmicas. Este viernes, diversas localidades del país enfrentaban racionamientos en el suministro de electricidad. Sin embargo, voceros del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) indicaron que todo se normalizará en los próximos días. El apagón se produjo hacia las 20H10 locales, precisamente cuando una gran parte de los ciudadanos se encontraban viajando de sus centros de trabajo o de estudio hacia sus hogares, y cuando muchos sitios como restaurantes y bares reciben una gran cantidad de público. Empresas estratégicas como la transnacional Intel, productora de chips y procesadores de computación, y otras que operan en Costa Rica no sufrieron los efectos del apagón, pues se encuentran en áreas protegidas contra ese tipo de eventos, declaró el director del Centro de Control de Energía del ICE, Salvador López. López dijo en conferencia de prensa que un transformador estalló en la noche del jueves en la zona de la represa de Arenal, una de las principales de distribución de energía, lo que se sumó a fallas en tres centrales térmicas, una de las cuales ya venía presentando problemas. "Esto tuvo un efecto dominó y el sistema quedó fuera", dijo López, quien sin embargo recordó que pese a que en otros países esos fenómenos se producen periódicamente, en Costa Rica no se producía algo así desde agosto del 2001. López indicó que las plantas térmicas, que funcionan a base de petróleo, han sido utilizadas de manera intensiva en Costa Rica desde diciembre pasado, debido a las pocas lluvias que cayeron durante el invierno del 2006. Pese a que Costa Rica produce energía principalmente utilizando plantas hidroeléctricas, eólicas y geotérmicas (94%), el uso de las plantas térmicas se intensifica en la zona seca, cuando baja el caudal de los ríos y los embalses. "De un promedio de consumo de 1440 megavatios que se consumen en el país, las plantas térmicas en los períodos de verano proveen alrededor del 10% de esa energía. De ahí que si hay fallas repercuten en el sistema", dijo López. López dijo que el ICE, una institución estatal, tendrá que plantearse el tema del cambio climático que afecta al planeta y que está teniendo incidencia en el sistema de lluvias y de acumulación de agua, base fundamental de los sistemas de producción hidroeléctrica.

Descarga la aplicación

en google play en google play