Escúchenos en línea

Ticos dicen que acatarán fallo sobre fecundación in vitro

San José. Agencia PL. | 7 de Septiembre de 2012 a las 13:00

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, aseguró que este país acatará el fallo que emita la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el tema de la Fecundación In Vitro (FIV).

La mandataria aclaró sobre el juicio celebrado aquí en los dos últimos días que "sea cual sea el fallo -que el Estado no ha violado derechos humanos, o bien, lo contrario, que se tenga que reactivar la FIV-, Costa Rica deberá acatarlo".

Asimismo añadió que "la acción de la Procuraduría General de la República en el juicio no fue una defensa de Gobierno, sino una defensa de Estado".

Según explicó el diario La Nación, finalizadas las audiencias, las partes tienen un plazo para ampliar sus alegatos en forma escrita y así los jueces entrarán a resolver el caso con base en testimonios y pruebas.

Se espera que la CIDH emita la sentencia entre el 16 y el 30 de noviembre próximo, indicó ese medio.

En el año 2000 la Sala IV (Constitucional) eliminó un decreto ejecutivo que permitía practicar en este país la FIV y un año después nueve parejas afectadas por esa resolución llevaron el caso ante la Corte.

En el 2010 la Comisión emitió un informe donde señaló que el Estado costarricense violó derechos humanos fundamentales al vetar la FIV y en las últimas 48 horas se celebraron tres audiencias con alegatos divergentes.

El juicio sobre FIV concluyó la víspera con fuertes increpaciones al Estado, que fue objetado por los jueces por tomarse un margen de apreciación para decidir cuándo se inicia la vida, y violar derechos humanos y reproductivos.

Entre las pruebas presentadas en el proceso por partidarios de la prohibición estuvo una propaganda de una emisora religiosa donde una niña decía que para ella nacer murieron en el laboratorio siete óvulos a quienes llamó "hermanitos".

También se escucharon testimonios de demandantes afectados por la prohibición de la FIV, criterios de peritos y otras declaraciones a favor o en contra de que Costa Rica sea el único país de América que prohíbe esa técnica.

Los representantes de la CIDH insistieron en la violación a los derechos humanos cometidos por Costa Rica, mientras que el Estado recalcó su negativa a que se regule o permita el método médico para lograr embarazos.

Los abogados de las víctimas insistieron en que la prohibición obliga a las parejas a buscar la FIV en otros países, lo que genera discriminación pues sólo personas con recursos suficientes pueden acceder al tratamiento.

Los jueces recordaron que según los convenios internacionales de los que Costa Rica es parte, y de acuerdo con la legislación nacional, el Estado está en la obligación de atender los problemas de salud y de discapacidad.

El presidente de la Corte, el magistrado peruano Diego García, dio a las partes como plazo hasta el 6 de octubre próximo para presentar al tribunal continental sus respectivos alegatos escritos.

García explicó que los seis jueces encargados de este caso estudiarán la documentación presentada por las partes para dictar sentencia antes de que concluya el año en curso.

La prohibición de la FIV fue promovida por las iglesias Católica y Evangélica junto a sectores conservadores, que impiden de esa manera la aplicación de una solución que pudiera facilitar a muchas mujeres infértiles tener sus hijos.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play