Escúchenos en línea

Suecia denuncia derroche de ayuda exterior en Honduras

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 20 de Abril de 2007 a las 00:00
La Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI) denunció que el gobierno hondureño estaría derrochando la ayuda exterior destinada a la Estrategia de Reducción de la Pobreza (ERP) en este país. Según el documento de la ASDI, difundido por el diario electrónico "Proceso Digital", el gobierno que preside Manuel Zelaya estaría desviando los recursos de la ERP para cumplir campañas de promesa electoral, antes de asumir el poder, el 27 de enero de 2006. Tras la denuncia, Zelaya convocó ayer a los embajadores de los países amigos que brindan ayuda económica a Honduras, conocido como el Grupo 16 (G-16), a una reunión en la que conocieron sobre un "informe de actualización" que está elaborando el gobierno hondureño. El ministro hondureño de la Presidencia, Yani Rosenthal, dijo a periodistas que se trata del segundo informe de la ERP tras el paso del huracán Mitch, a finales de 1998. Algunas comunidades pobres del occidente de Honduras también han denunciado que el gobierno está desviando los recursos de la ERP para cumplir con promesas de campaña política. Según la denuncia de la Cooperación Sueca, en 2006, dos de cada tres lempiras (moneda local) de la ERP se destinaron a "asuntos relacionados con las promesas de campaña del presidente Zelaya, tales como el salario para aumentar la fuerza policial, salarios a maestros, médicos y otros rubros relacionados". Esa política oficial estaría afectando "la credibilidad de la Estrategia como conjunto de políticas de Estado", subraya el documento. Añade que en Honduras, a pesar de la ERP, la pobreza se resiste a disminuir, mientras que la desigualdad se ha incrementado, principalmente en el área rural. La ejecución de la ERP tampoco ha mejorado la distribución del ingreso de los hogares hondureños, destaca el informe. El embajador de España en Tegucigalpa, Agustín Núñez, quien preside actualmente el G-16, señaló que la comunidad internacional "ha enfatizado en la necesidad de mantener un marco de estabilidad macroeconómica". Agregó que el gobierno hondureño les proporcionó algunas cifras esperanzadoras como el crecimiento del ocho por ciento de la actividad económica en el primer trimestre de 2007. Núñez recalcó que el G-16 seguirá conversando con el gobierno porque "para nosotros la ERP es el documento fundamental del Estado y la comunidad cooperante para conseguir que el nivel de vida de los sectores menos favorecidos, los más pobres, crezca lo más posible".

Descarga la aplicación

en google play en google play