Escúchenos en línea

Dirigentes de los consumidores piden congelar precios ante ola especulativa en Honduras

Tegucigalpa. Agencia PL. | 10 de Septiembre de 2012 a las 14:40

El líder de la Asociación Nacional de Consumidores, Rogelio Sánchez, solicitó al gobierno de Honduras congelar los precios de los alimentos y de insumos vitales, sometidos a una ola especulativa, informó este lunes el sitio Proceso Digital.

El anuncio de intermediarios de subir un lempira (moneda nacional) el valor de un litro de leche, aduciendo el alza del precio de los combustibles, junto a otros muchos indicios de incrementos, alarman a los consumidores que reclaman detener la ola inflacionaria.

Aquí en Tegucigalpa se hizo el primer aumento del precio de la leche y de inmediato fue acatado por el resto de los comerciantes del país, so pretexto del aumento del valor de los hidrocarburos, acorde con Rogelio Sánchez.

La crítica de Sánchez se sustenta en una tendencia alcista desorbitada, pues si el valor del combustible subió 50 centavos, aparecen precios alterados hasta un 300 por ciento.

Afectan más la canasta básica mayores precios de productos de primera necesidad como maíz, harina de trigo, frijoles.

Está previsto, además, una subida de 50 centavos de lempiras la tarifa de servicio urbano y de cinco por ciento el interurbano, ello sin entrar a considerar que para hoy está anunciado el décimo incremento en los combustibles de julio a la fecha.

La Secretaría de Industria y Comercio justificó las subidas de precios a factores internacionales, mientras la Comisión Administradora del Petróleo criticó la incapacidad del Gobierno para dictar una política eficiente de ahorro y fustigó los nulos resultados de la comisión instaurada para esos fines en marzo de 2012.

Esta semana, el líder de la Central General de Trabajadores, Daniel Durón, anunció la solicitud de revisión del salario mínimo ante la devaluación monetaria y el alza del precio de los combustibles.

Durón valoró los negativos efectos de la devaluación sistémica de la lempira, cercana al 25 por ciento, sobre las personas de menos ingresos, las que de por sí ya enfrentan otras muchas restricciones, con salarios por debajo de los 300 dólares mensuales, dijo.

Según el dirigente sindical en el último acuerdo de salario mínimo, alcanzado entre empresarios y trabajadores, con la mediación del gobierno, se estableció una cláusula de derecho a denuncia cuando la inflación supere el ocho por ciento.

Expresó también su desacuerdo con las cifras oficiales en términos de inflación, pues los precios rebasan la capacidad adquisitiva de los consumidores.

El último examen del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano, difundido a finales de agosto, señala que en este país centroamericano la pobreza flagela al 60 por ciento de la población y lo ubica entre las últimas posiciones de desarrollo humano en Latinoamérica y el Caribe.

Paralelo a ello, la semana anterior las autoridades del sur de Honduras pidieron ayuda urgente al Gobierno y a organismos internacionales para enfrentar la ola de hambruna que azota a 82 municipios de la región ubicados en el llamado corredor seco por ausencia de lluvias.

El auxilio fue hecho al Programa Mundial de Alimentos y a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ante la perdida de cosechas de maíz y frijoles por una prolongada sequía que mantienen casi en cero las posibilidades de alimentación de la población.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play