Escúchenos en línea

Suspenden racionamiento de energía en Costa Rica

MiPunto.com Desde San José. | 23 de Abril de 2007 a las 00:00
La empresa de electricidad costarricense ha descartado nuevos cortes de luz esta semana, tras reparar las averías que provocaron el apagón que afectó a todo el país el jueves por la noche, pero si no se invierte en el sector, el sistema puede colapsar, advierten los expertos. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ha sido blanco de las críticas en los últimos días tanto de ciudadanos comunes, los más afectados por los cortes de luz a lo largo de la semana pasada, como por el sector productivo que alega pérdidas de 10 millones de dólares sólo por el apagón que dejó a oscuras el jueves al país entre las 8 y las 11 de la noche. La escasez de agua, que ha llevado el nivel de las represas a su cota más baja en una década, un crecimiento anual de la demanda del orden del 5-6%, aunque en algunas zonas turísticas puede elevarse al 10%, así como los retrasos en la entrada en funcionamiento de nuevas centrales han sido los factores desencadentantes de esta crisis, que la institución considera "coyuntural". Por el momento, José Joaquín Azofeifa, ingeniero del ICE, descartó nuevos cortes en el suministro. De hecho, después de reparar una turbina en una de las tres centrales que fallaron en los últimos días, la institución canceló los cortes de cinco horas diarias que iban a empezar este lunes y prolongarse hasta el viernes. "Tendría que haber de nuevo fallas en unidades para que se produzcan nuevos cortes", aseguró a la AFP. No obstante, la institución ha pedido a la población que haga un uso "prudente, racional y responsable" tanto del agua como de la electricidad. Y es que, según Azofeifa, sería necesario incorporar al sistema energético 100 megavatios cada año para hacer frente al crecimiento de la demanda. El Plan Nacional de Desarrollo Eléctrico, elaborado por el ICE, prevé una inversión de 7.000 millones de dólares en los próximos 14 años -unos 500 millones anuales- para aumentar su capacidad de generación, producción y distribución eléctrica. Para el 2021, la energía costarricense procederá de fuentes limpias, entre las que la energía solar, eólica y biomasa ocuparán lugares destacados junto con la hídrica. No obstante, uno de los principales proyectos en construcción que debería haber sido concluido el año pasado y que no entrará en servicio hasta el 2009 es la central de Garabito, una térmica que funcionará con derivados del petróleo, con una capacidad para producir 180 megavatios. La actual crisis ha coincidido con el debate sobre la privatización de esta institución que lleva operando en el país 45 años "dando muestras de satisfacción de la demanda a un nivel que no tienen ningún otro país de Centroamérica", según Azofeifa. Algunos críticos del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que será sometido a referéndum, y que prevé la privatización de algunos monopolios, alegan un 'sabotaje' desde dentro del ICE para forzar la entrada de capital privado. Pública o privada, "si alguna entidad en el país está expuesta al avance tenaz y prodigioso de la tecnología y si alguna debe responder con altura de miras, eficacia y visión de futuro, para no rezagarse y más bien, para explorar a plenitud estos maravillosos recursos, es precisamente el ICE", exigía el diario La Nación en un editorial el domingo.

Descarga la aplicación

en google play en google play