Escúchenos en línea

Veto de Chinchilla a ley de fotocopiado afecta a los estudiantes

San José. Elpais.cr | 27 de Septiembre de 2012 a las 12:00

El veto presidencial a la "ley de fotocopiado" pone en evidencia que el Gobierno de Costa Rica escucha más el interés de pequeños grupos económicos que a la gran mayoría de estudiantes, dijo el diputado José María Villalta (Frente Amplio) ayer.

"Con este veto el gobierno muestra que prefiere defender los intereses económicos de un pequeño grupo de las cámaras empresariales antes que a su pueblo", agregó el diputado proponente del proyecto de Ley que fue aprobado, por unanimidad, en el Parlamento.

El proyecto había sido presentado por el también legislador del Frente Amplio, José Merino, en la legislatura pasada. Tuvo voto afirmativo por unanimidad en la comisión dictaminadora y fue aprobado, incluso, con votos oficialistas.

Para Víctor Emilio Granados, presidente legislativo, el veto les llega por sorpresa, ya que esta misma semana se encontraban negociando una salida apropiada para evitar el veto presidencial a la ley.

"Lamento mucho el veto" dijo Granados. "Estábamos explorando distintas posibilidades con el ministro de la Presidencia y el ministro de Justicia. Todavía el lunes esperaba reunirme con el ministro de Justicia", agregó Granados.

"El objetivo del proyecto de ley es proteger a los estudiantes que utilizan las fotocopias para estudiar", afirmó el presidente del Primer Poder de la República.

La presidente "no nos dio espacio para el diálogo, el lunes íbamos a buscar alternativas", reafirmó Granados.

Por su parte, el catedrático y profesor universitario, Luis Guillermo Solí, calificó de "deplorable" el veto presidencial al proyecto de ley.

"Me consta que la propia presidenta ha sido beneficiada por las fotocopias porque yo fui profesor de ella", dijo Solís, precandidato a la presidencia por el Partido Acción Ciudadana (PAC).

"Inhibir la posibilidad de acceso a bibliografía, que de otra manera no sería posible consultar, alegando razones que benefician a un grupo muy pequeños de comerciantes o intelectuales es lamentable", agregó Solís.

El proyecto de ley pretende despenalizar el fotocopiado o descarga de material didáctico en diversos formatos para usos exclusivamente académicos o educativos.

Tras el veto presidencial el proyecto de ley vuelve al Parlamento y específicamente a la comisión dictaminadora, para que los diputados realicen cambios al proyecto o que resellen la ley.

El resello de la ley sería una forma de revertir el veto presidencial, pero debe hacerse con mayoría calificada en el Plenario Legislativo.


Descarga la aplicación

en google play en google play