Escúchenos en línea

Gobierno tico no sabe qué hacer con inmigrantes ilegales

nacion.com | 25 de Abril de 2007 a las 00:00
Las autoridades costarricenses aún no saben qué nación recibiría al grupo de 56 chinos que arribaron el lunes al país tras ser rescatados en altamar junto a tres ecuatorianos y dos peruanos que se mantienen como sospechosos de tráfico de personas. La viceministra de Gobernación y encargada del área de migración, Ana Durán, explicó hoy a la AP que esperarían poder enviar a Colombia al menos a unos 16 orientales, pues entre sus pertenencias se encontraron boletos aéreos que mostraron que su destino es Bogotá. "Hoy tendremos una reunión con el embajador colombiano (Luis Guillermo Fernández) para negociar el tema. Por parte de la embajada de Ecuador solo han habido gestiones sobre los tres ciudadanos de ese país", manifestó la funcionaria al indicar que buscan la forma de demostrar que los migrantes zarparon de un puerto en Ecuador. La embarcación en que navegaba el grupo, al parecer de nombre Isamu, fue localizada el viernes a 108 millas náuticas de Punta Guiones, en el Pacífico norte del país, pero no contaba con bandera ni matrícula visible. Sus motores estaban dañados y las personas ya mostraban síntomas de deshidratación. "Fueron trasladados a un poblado en el Pacífico norte del país pero en el transcurso del miércoles serían remitidos al centro de detención de la Dirección de Migración en la capital", agregó Durán. Dijo que en el grupo de chinos figuran siete mujeres así como varios menores de edad. Sobre los sudamericanos, hubo una solicitud a la Fiscalía para que los investigue por el aparente delito de tráfico internacional de personas o coyotaje, Según Durán, varios de los orientales manifestaron en las entrevistas con las autoridades que los sujetos eran los que tripulaban la embarcación. "También encontramos otros indicios que así lo señalan pero será algo difícil de demostrar", apuntó. Para los funcionarios es importante encontrar ayuda de otras naciones del área en estos casos, sobre todo al tratarse de orientales, pues una deportación hasta Hong Kong le cuesta al gobierno más de 5.000 dólares. En enero Costa Rica recibió a 44 migrantes de Ecuador y 13 de Perú, entre ellos varios menores de edad, mientras en octubre del año pasado fueron 71 chinos y 57 peruanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play