Escúchenos en línea

FBI y policías centroamericanas ponen cerco a las pandillas

MiPunto.com Desde San Salvador. | 25 de Abril de 2007 a las 00:00
El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos trabaja con las agencias de policía de Centroamérica y México para cerrar las fronteras a los miembros de las pandillas y evitar que cometan delitos coordinados. "Las investigaciones indican que las pandillas de los Estados Unidos mantienen comunicación con las estructuras de pandillas en otros países. Sabemos que entre las pandillas de Los Angeles y El Salvador hay muchas comunicaciones", aseguró el agente a cargo de la división Criminal del FBI en Los Angeles, Robert Loosle. Según Loose, un plan conjunto de combate a las pandillas y de sus acciones pasa por el establecimiento de un sistema de comunicación y de información conjunto. "Es muy importante el intercambio de información. Lo que tenemos que hacer entre todos los países es crear un estándar, un sistema uniforme de operar en el intercambio de información", remarcó Loose. Según el FBI, las pandillas "han evolucionado" al crimen organizado, pero también se dedican al comercio y tráfico de drogas y armas, a las extorsiones y muchos de ellos son contratados como asesinos a sueldo. El agente del FBI aseguró que en Los Angeles se ha logrado detener a pandilleros que han viajado ilegalmente desde El Salvador a Estados Unidos hasta en cinco ocasiones. "En estos últimos años, las pandillas de Los Angeles se han trasladado a los países centroamericanos", aseguró Loose, tras señalar que esa urbe estadounidense es vista por muchos como "la cuna de las pandillas" que ahora son uno de los principales problemas de seguridad en la región centroamericana y México. "La idea es que en conjunto podamos ir cerrando todos los espacios posibles a las pandillas, todos sus lazos de comunicación, y para eso nos estamos coordinando para tener definido un plan conjunto de cómo combatir a estos grupos, con intercambio de información", subrayó el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Rodrigo Avila. La Mara Salvatrucha (MS-13) y la Mara-18 son consideradas por las autoridades de seguridad de Centroamérica como las pandillas callejeras más temidas y más numerosas en la región, pero sus tentáculos también estan presentes en Estados Unidos y México. La Mara Salvatrucha o MS-13, según investigaciones oficiales, fue formada a mediados de la década de los años 80 en la ciudad de Los Angeles por migrantes o refugiados de los países centroamericanos, principalmente de El Salvador, que llegaron a Estados Unidos huyendo de conflictos armados en sus territorios. La Mara Salvatrucha, que toma el 13 del número de una de las calles de un barrio de clase baja en Los Angeles donde se establecieron los migrantes, en un inicio estuvo conformada principalmente por salvadoreños, algunos de ellos con conocimiento en el manejo de armas y elaboración de explosivos puesto que habrían prestado servicio militar o en la ex guerrilla salvadoreña. En tanto, la Mara 18 también se formó a mediados de la década de los 80, también en la ciudad estadounidense de Los Angeles, y el 18 lo retoma del número de otra de las calles de un barrio angelino. La Mara 18 fue iniciada por migrantes mexicanos y de algunos países centroamericanos que pronto se transformaron en la pandilla rival de la MS-13 a quienes les disputaban "territorios" en Los Angeles. Al igual que la MS-13, la Mara 18 también llegó a los países centroamericanos a inicios de los años 90 con la deportación de pandilleros desde los Estados Unidos y también se dedicaron a formar "clikas" o grupos de pandilleros en barriadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play