Escúchenos en línea

Costa Rica satisfecha con ayuda de policías regionales para quebrar a los narcos

LaVoz.com Desde San José. | 25 de Abril de 2007 a las 00:00
La cooperación internacional, sobre todo con el resto de naciones centroamericanas, ha generado un incremento de incautaciones y detenciones de grupos dedicados al narcotráfico, destacó el miércoles un alto jefe policial. El director de la Policía de Control de Drogas (PCD), Allan Solano, dijo que la reciente captura de una banda de colombianos dedicada a trasegar cocaína a Europa a través de España es reflejo del trabajo más efectivo que se está realizando y no necesariamente de un incremento en la presencia de ese tipo de organizaciones en el país. Señaló que existe actualmente "una mayor unidad de los cuerpos policiales en el país así como una mayor cooperación internacional sobre todo con Centroamérica pero igual con los demás países, donde hay relaciones más sólidas y de mayor confianza". En lo que va del año, las autoridades han decomisado 10,3 toneladas de cocaína junto a 2,1 millones de dólares y han detenido para investigar a unas 150 personas, entre costarricenses y extranjeros. El golpe más reciente se realizó el lunes en dos allanamientos simultáneos con un resultado de cinco extranjeros detenidos, entre ellos el llamado "gerente de estación" para toda Centroamérica, un colombiano de apellidos Quintero Martínez y su pareja, una mujer de la misma nacionalidad de apellidos Rabelo Dueñas. Ellos antes operaban desde Panamá, pero a partir del año pasado se pasaron a Costa Rica. El grupo tenía capacidad de enviar entre 12 a 15 toneladas de cocaína a Europa por año, de acuerdo a las estimaciones de la PCD. En una de las casas allanadas se encontraron poco más de tres toneladas de cocaína y los investigadores conocían que una cantidad similar era esperada por el grupo para los próximos días. "Este grupo tiene relación con incautaciones en diciembre y en semana santa, también es posible que hubiera algún nexo con otros grupos que ya fueron disueltos en el país", apuntó Solano en referencia al hallazgo el jueves santo de un cargamento de armas, entre ellas 70 fusiles Galil y AK-47 en una finca al noroeste del país. Sobre la forma de ingreso de la droga, Solano recordó que Costa Rica "tiene unas fronteras muy extensas y pasos informales", además, mucho de ese transporte ahora se realiza por mar usando lanchas rápidas. En cuanto a las armas, que se presume tienen como destino las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, señaló que es un negocio que viene "de norte a sur". "Cuando hablamos de AK-47 o cohetes, se determina que vienen de una guerra o guerrilla como las que hubo en Centroamérica en los años 70 en naciones como Nicaragua, El Salvador, Honduras, y son armas que andan por ahí en el mercado, viniendo para abajo (al sur)", explicó. La PCD considera que ahora los narcotraficantes están fijando su mirada en Europa en vez de Estados Unidos, pues el precio de la droga puede llegar al doble del que se paga en el mercado estadounidense.

Descarga la aplicación

en google play en google play