Escúchenos en línea

Sube a cien los muertos por ingesta de veneno en Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 28 de Abril de 2007 a las 00:00
El fiscal especial de Panamá, Dimas Guevara, dijo este sábado que se han confirmado hasta ahora la muerte de cien pacientes en los últimos seis meses por haber ingerido medicamentos de la Caja de Seguro Social (CSS) contaminados con dietileneglycol. Guevara explicó a la prensa que hasta este viernes se han interpuesto 365 denuncias por muertes sospechosas por haber ingerido medicinas envenenadas, de las cuales se han confirmado cien, se han descartado 62 y restan 203 casos por determinar. El fiscal agregó que 93 casos fueron confirmados como víctimas de envenenamiento a través de análisis de historiales clínicos realizados por el Instituto de Medicina Legal y otros 7 confirmados por medio de exhumaciones. Guevara señaló que el Instituto de Medicina Legal llevará a cabo la próxima semana otras 11 exhumaciones en cementerios de esta capital y otras ciudades del interior del país, que elevarían a 49 las realizadas desde febrero pasado. Guevara se refirió al procedimiento para determinar la cantidad exacta de víctimas a causa del consumo de la letal sustancia de uso industrial contenida en un jarabe antitusivo distribuido a los asegurados de la CSS. Miles de frascos (pomos) fueron elaborados en laboratorios de la CSS, con compuestos suministrados por la exportadora española Rasfer Internacional, S.A. Por ello, familiares de las víctimas acusaron de genocidio a la empresa ante la Fiscalía General de España. Rasfer Internacional, S.A. habría importado glicerina elaborada por industrias de China, para revenderla a compradores panameños. Sin embargo, la CSS recibió veneno, en vez de materia prima, para la producción de jarabes, que fueron remitidos a centros y policlínicas en varias provincias. La Procuraduría General creó en febrero pasado una Unidad Especial adscrita a la Fiscalía Cuarta Superior del Primer Distrito Judicial, dirigida por el fiscal Dimas Guevara, quien se hizo cargo conjuntamente con un grupo de funcionarios de ese despacho y de otras dependencias para atender estos casos por envenenamiento. Mientras tanto, el último informe del Ministerio de Salud y la CSS, de febrero pasado, sólo reconoce 52 defunciones por medicinas envenenadas con dietileneglycol, un químico usado en líquido para frenos y como refrigerante. Los casos datan de entre junio y octubre de 2006 cuando ocurrieron las primeras muertes por los medicamentos contaminados. Se determinó que los medicamentos fueron consumidos en su mayoría por pacientes con hipertensión arterial, diabetes e insuficiencia renal. Por este caso son investigadas una decena de personas, entre funcionarios del Seguro y representantes de la empresa importadora, Medicom, que a su vez culpa a su proveedora española Rasfer Internacional por entregarle dietileneglycol importado de China en lugar de glicerina pura.

Descarga la aplicación

en google play en google play