Escúchenos en línea

«La cura de la pobreza es el empleo» dice Ricardo Álvarez»

Tegucigalpa, Honduras. Laprensa.hn | 18 de Noviembre de 2012 a las 13:32

Ricardo Álvarez, precandidato presidencial nacionalista del movimiento Salvemos Honduras, se enfrentará mañana a uno de los retos más grandes en su vida al participar en las elecciones internas en las que se definirá el candidato definitivo del Partido Nacional.

Diario LA PRENSA entrevistó al precandidato nacionalista, quien dio a conocer los detalles de su plan de gobierno, su fórmula para mejorar la realidad de Honduras y sus metas en esta carrera presidencial.

-¿Cómo nació su anhelo de ser presidente de Honduras?

Mi propósito de vida es mejorar la calidad de vida de los hondureños, especialmente de los más pobres.

Lógicamente tendré capacidad de ayudar a que esto suceda al ocupar un cargo que permite hacer los cambios necesarios y este cargo es la Presidencia de la República. Este deseo nace de un sentido enorme de solidaridad que aprendí y conozco desde muy pequeño.

En 1981, cuando me gradué de bachiller, en el anuario que se hace a fin de año puse que mi aspiración era convertirme en Presidente de Honduras.

A escasas horas de que empiece este proceso, siento que mi movimiento Salvemos Honduras es una reflexión de todo lo que ha pasado en las últimas décadas. El país requiere importantes cambios y los lograremos trabajando con las mejores personas, las más honestas, para asegurarnos de que traeremos el bien al país. Mi propósito es mejorar la calidad de vida en Honduras.

-El próximo Presidente encontrará un país en crisis. ¿Está listo para el reto?

A lo largo de mi carrera profesional he tenido una enorme escuela en la empresa privada. Me he rodeado de la mejor gente a través de propuestas y metas muy claras. En nuestro gobierno siempre habrá rendición de cuentas para que tengamos un gobierno basado en resultados y méritos.

En la parte pública tuve el mejor maestro, pues fui secretario privado de Ricardo.

Fue una gran experiencia que me ayudó a entender que podemos mejorar las cosas.

Se mejoró la seguridad y en la parte económica en el país se generaron empleo y esperanza.

Con esa misma fórmula pienso gobernar, solo que mejorada con nuevos bríos y con un aspecto social mucho más grande para beneficiar a los más pobres.

Así que no tengo ninguna duda de que estoy listo para este reto y que desde el primer día como Presidente trabajaría para mejorar la vida de los hondureños.

-Hay varios conflictos y problemas en el país. Le mencionaré estos temas por área y usted nos dice su plan de respuesta. Comencemos por el área de la salud.

El sistema de Salud Pública debe ser mejor o igual que el sistema de salud privado. No es posible que con 150 mil millones de lempiras la respuesta la mayoría de las veces en los centros de salud y los hospitales es que le digan al pueblo "no hay medicinas" o "vaya compre".

Aproximadamente cuatro mil millones de lempiras de esos 150 mil millones se usarán para que al hondureño que le digan que no hay alguna medicina en el sistema público pueda ir con esa misma receta a cualquier farmacia, entregue la receta y le den la medicina y no pague nada. Obviamente también iniciaremos un proceso en el que mejoraremos la infraestructura de los hospitales.

Tendremos dos hospitales en mente para empezar, uno en Islas de la Bahía y otro en Siguatepeque, y consideraremos otros lugares que requieren esta misma atención.

-¿Educación?

La educación es un bien público y yo no voy a confrontar al magisterio, sino que me voy a entender con él.

Para que esto suceda es necesario hacer un par de cosas.

Lo primero son los pagos puntuales al magisterio. Obviamente vigilaremos que se pague a quien realmente esté dando clases.

Lo segundo es que me he comprometido a revisar la Ley del Inprema para restaurar muchos de los derechos que ahora les han quitado porque no es justo que por unos pocos que quebraron esa institución ahora tengan que pagar todos.

Garantizaré que se mejoren todos los centros escolares. Se entregará el bono 12,000, que consistirá en ayuda para las familias más pobres.

-Inseguridad

Le daremos dignidad a la Policía porque hoy duerme y come mejor un criminal en las cárceles que nuestros policías en las postas.

Hay que darles garantías de que tengan suficientes municiones, chalecos en buen estado, gasolina en sus patrullas, buenos salarios, buen sistema de comunicación. Queremos crear colonias seguras para las familias de los policías.

Continuaremos el proceso de depuración, pero siempre los incentivaremos.

-La alta tasa de desempleo y la falta de inversión son grilletes para la economía hondureña. ¿Cómo la mejoraría en su gobierno?

La única manera de combatir la pobreza es con progreso y la cura es el empleo.

Tendré un gobierno justo, con reglas claras, que motive la inversión en el pequeño, micro, mediano y gran empresario para asegurar que generaremos fuentes de trabajo.

Con un gobierno que garantice la seguridad jurídica, personal y alimentaria lograremos atraer la inversión y todos los días buscaremos hacerlo sin poner obstáculos, como existen ahora con la burocracia.

Tengo un equipo de abogados y economistas elaborando un contrato de pronto empleo para que toda empresa nacional o internacional lo firme y empezar operaciones de inmediato, pero se comprometerá a cumplir leyes, exigencias, normas y reglamentos de cada municipio con el fin de que no haya atraso ni burocracia y se agilice la generación de riquezas en nuestro país.

Queremos garantizar desayuno, almuerzo y cena para los hondureños. Será mi tarea todos los días.

-¿Sería un Gobierno de unidad?

Lo que necesitamos es la unidad del pueblo, de esos hondureños insatisfechos.

Trabajaré con un equipo de gente honesta. He dicho que gobernaré con mi partido y me sostengo, pero gobernaré para todo el pueblo porque la pobreza no tiene color político. La unidad está en lograr la satisfacción del pueblo y generar esperanza y un verdadero cambio que podamos dar.

-¿Cómo ve el plan de desarrollo que tiene el doctor José Jaar para San Pedro Sula?

Los sampedranos se merecen al doctor Jaar como alcalde porque es un hombre de principios que tiene un plan de desarrollo y que dará un relanzamiento fundamental a San Pedro Sula.

Con Jaar estoy seguro que San Pedro Sula será la ciudad de avanzada con todo nuestro apoyo desde la Presidencia lograremos dar el desarrollo en infraestructura, sin olvidar que nuestro principal enfoque será la generación de empleo en la capital industrial.


Descarga la aplicación

en google play en google play