Escúchenos en línea

Hondureños «unidos contra el capitalismo salvaje»

LaVoz.com. Desde Tegucigalpa. | 1 de Mayo de 2007 a las 00:00
Centenares de miles de obreros, campesinos, maestros, estudiantes, taxistas e indígenas marcharon de manera simultánea en seis ciudades de Honduras para conmemorar el Día Internacional del Trabajo. Los sindicatos, divididos tradicionalmente por cuestiones políticas e intereses personales de sus líderes, desfilaron juntos este año bajo el lema: "Unidos contra el capitalismo salvaje". Un grupo de manifestantes incluso desalojó de las calles en Tegucigalpa a decenas de activistas del oficialista Partido Liberal, tras quemar la bandera de esa agrupación. "Esa gente intentó politizar nuestra movilización y, por eso, los sacamos de la marcha", dijo a la AP uno de los organizadores del evento, Porfirio Ponce. "Y no permitiremos que nadie saque pecho se vanaglorie de nuestras conquistas que nos han costado mucha sangre". Hace dos años hicieron lo mismo con el ahora presidente Manuel Zelaya, que en ese entonces estaba en campaña proselitista. En una motocicleta, Zelaya intentó unirse a la protesta junto a gran cantidad de sus simpatizantes, pero los obreros lo rechazaron Alrededor de 900.000 hondureños están afiliados a tres centrales obreras: la Central General, GT, de tendencia socialcristiana; la Confederación de Trabajadores, CTH, centrista, y la izquierdista Confederación Unitaria, CUTH. Carlos H. Reyes, líder sindical, aseguró que "Honduras enfrenta la peor crisis de su historia porque está en manos de un grupo económico que maneja como títeres a los dos partidos tradicionales del país Liberal y Nacional, en la oposición. Ante esa situación, los obreros estamos dispuestos a salvar a la patria". En los desfiles se exigió al gobierno mejorar la seguridad y combatir a la pobreza, que afecta al 71% de los 7,5 millones de hondureño, y también a la criminalidad y el desempleo, superior al 30%. Los manifestantes portaron pancartas exigiendo seguridad. Con las marchas se conmemoró, además, el aniversario número 53 de la huelga contra las compañías estadounidenses Chiquita Brands y Standard Fruit, que dio vida en 1954 al movimiento sindical de Honduras e influyó en otros movimientos similares de América Latina. Ambas empresas se establecieron desde hace más de un siglo en la costa Atlántica del país. Los manifestantes portaron pancartas con leyendas contra el tratado de libre comercio entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana, CAFTA-RD, contra Zelaya y su colega estadounidense George W. Bush, de quienes colgaron y quemaron monigotes. Muchos sindicalistas también caminaron con la figura del fallecido guerrillero argentino Ernesto "Che" Guevara y pancartas alusivas a su lucha ideológica. Los manifestantes bloquearon numerosas calles y avenidas de las ciudades de Tegucigalpa, en la región central; San Pedro Sula, El Progreso y La Ceiba, al norte: Danlí, al este, y Choluteca, al sur del país, mientras centenares de policías y soldados los vigilaron a la distancia sin que se registraran incidentes.

Descarga la aplicación

en google play en google play