Escúchenos en línea

Magistrado da su versión sobre crisis de poderes en Costa Rica

San José. Elpais.cr | 23 de Noviembre de 2012 a las 10:29

El magistrado Fernando Cruz está en el ojo del huracán. No participó en la marcha, pese a que era en su defensa y en defensa del Poder Judicial de Costa Rica en el que se ha desempeñado por tantos años.

Él conversa de forma pausada, amigable, serena. Sin pasiones evidentes, pero sí con contundencia y pensamiento detrás de cada palabra.

Se egresó de la Universidad de Costa Rica, de la carrera de derecho, a sus 23 años. Pero además estudió economía, sociología y ciencias políticas.

Ayer jueves, mientras miles de personas marchaban en defensa de la independencia de poderes de la República, él se quedó en la casa y no escuchó los discursos encendidos de los oradores.

“Me conmueve”, dijo de la marcha. “Me conmueve porque es una movilización por el Estado de derecho, de la independencia de los jueces. No es Fernando Cruz, yo fui una circunstancia, la gente marchó por la independencia y el equilibrio de poderes. Eso ha sido muy conmovedor, me conmovió, no por mí, sino por el país, por el sistema democrático, por la independencia de los jueces que es lago que hemos ido acumulando.

Fernando Cruz no tiene un verbo beligerante, pero sí disonante.

Él cree que no puede especular sobre quién lo quiere fuera de la Sala Constitucional, donde ha ejercido 8 años como magistrado.

Algunos de sus votos han sido contra el Tratado de Libre Comercio, contra el desarrollo minero en Crucitas, contra la ley de propiedad intelectual.

En algún momento de la conversación aparece el término “dictadura en democracia”, que es una frase que se le otorga a Oscar Arias.

Pero Cruz no quiere entrar en especular,  ¿Quién quiere sacar a Fernando Cruz?

“No, no. Lo que haría es especular. Lo que la gente sabe es que por alguna razón me sacaron. Eso lo sabe la gente, eso no necesito decirlo yo”, aclaró de inmediato.

A veces su sonrisa o mirada parecen hablar más que lo que dice. Y su silencio pareciera dar ciertas respuestas.

Sin embargo, Fernando Cruz no es tan beligerante como uno podría haber esperado, tras un acto como el del jueves 15 de noviembre en que 38 diputados decidieron su no relección.

La gente podría haber esperado que saliera con la espada desenfudada. Pero no. “No, porque en esto hay que tener serenidad, lo que la gente espera de un magistrado no es una espada desenfundada”, respondió Cruz de forma pausada y sonriente.

¿Cómo logra tener esa serenidad? “Son muchos años, cuarenta años, muchos ajetreos”.

En una extensa entrevista con Elpais.cr, Fernando Cruz abarcó muchos temas si la Sala IV es un Senado, sobre gobernabilidad, sobre la presión que tienen los jueces en sus tareas cotidianas, sobre el conflicto de poderes que vive el país.

La entrevista completa se publicará este fin de semana.

Fernando Cruz había puesto su nombre en varias ocasiones para aspirar a la magistratura, incluso a magistraturas suplentes y recién en 2004 fue elegido.

Sobre su futuro, político y personal, Fernando Cruz no suelta prenda. Sonríe, eso sí.

“Seguiré en lo que yo tenga que estar. Si en algún momento puedo dar opiniones las daré. El país lo que necesita es que cada ciudadano se sienta partícipe de la vida democrática”.

Para Cruz vivimos en una época de mayor participación. “Los liderazgos deben ser transitorios, circunstanciales, lo importante es unirse alrededor de un programa, de una visión de país, y eso no tiene por qué encarnarla ninguna persona”, concluyó.


Descarga la aplicación

en google play en google play