Escúchenos en línea

Policía salvadoreña arrecia lucha contra secuestradores

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 2 de Mayo de 2007 a las 00:00
La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador arreció las acciones de combate a bandas o personas dedicadas al secuestro, una de las caras de la violencia en un país en donde en lo que va del año se han registrado al menos una decena de casos. "Estamos procediendo a investigar y capturar a bandas de secuestradores. Esta semana se ha logrado la detención de varios individuos que son responsables de al menos cuatro o cinco secuestros. Estamos atacando con todos los medios que poseemos a éstas estructuras de secuestradores", aseguró el director de la PNC, Rodrigo Avila. A inicios de la presente semana, agentes policiales de la División Elite contra el Crimen Organizado (DECO) y fiscales efectuaron un operativo simultáneo en las afueras de la ciudad de Ahuachapán (100 km al oeste de San Salvador) y en Chalchuapa (78 km al oeste de la capital) que dejó el saldo de quince personas detenidas, varias de ellas miembros de pandillas. Al grupo de detenidos se les atribuyen al menos unos cinco secuestros y eran liderados por Roberto Antonio Avila Barrientos, un pandillero que fue deportado a El Salvador desde los Estados Unidos en 1997. "Ha sido grande el trabajo de investigación que se ha realizado para dar con el grupo de secuestradores, y se siguen otras líneas de investigación para dar con otros responsables de secuestros", remarcó el subdirector de la Policía Nacional Civil, comisionado José Luis Tobar. Según cifras de la misma Policía Nacional Civil, en 2006 se registraron al menos 16 secuestros, que fueron los únicos denunciados a las autoridades, aunque éstas saben que ocurrieron "varios más", pero que los resolvieron familiares de víctimas que accedieron al pago de rescates. El secuestro era considerado por las autoridades un delito que había sido controlado en el país, luego que la policía desbarató y capturó a numerosas y peligrosas bandas de secuestradores a finales de 2003. Tobar recordó que "en ocasiones" los secuestros han sido planificados por pandilleros desde cárceles donde guardan prisión, por lo que las autoridades de la Dirección General de Centros Penales (DGCP) mantienen constantes planes de requisa en las prisiones en busca de armas en manos de los reos, pero principalmente de teléfonos móviles. Los teléfonos móviles, que son ingresados en forma ilegal en los presidios, son utilizados principalmente por miembros de pandillas para la planificación de delitos que van desde robos, extorsiones y asesinatos, hasta secuestros. "Los delincuentes, los pandilleros utilizan éstos télefonos celulares para planicar delitos desde el interior de las cárceles, por eso se trabaja en requisas para no dar cabida a que ésta situación siga adelante", sostuvo el viceministro de Seguridad Pública, Astor Escalante.

Descarga la aplicación

en google play en google play