Escúchenos en línea

Guatemala está muy lejos de la paz y la democracia, dicen expertos

MiPunto.com. Desde Bruselas, Bélgica. | 2 de Mayo de 2007 a las 00:00
Expertos independientes denunciaron el miércoles la situación de los derechos humanos, las comunidades indígenas y la violencia en Guatemala, en una conferencia internacional en Bruselas a diez años de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra que asoló a ese país durante más de tres décadas. "A pesar de que los Acuerdos de Paz han sido asumidos como compromisos de Estado, gran parte de ellos siguen sin ser cumplidos", recordaron los convocantes del encuentro de dos días en Bruselas, las redes CIDSE (Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Solidaridad), CIFCA (Inciativa de Copenhague para Centroamérica y México) y Grupo Sur. En diciembre de 1996, el gobierno, el ejército y la Unidad Revolucionaria Nacional Guaemalteca (URNG) firmaron unos históricos Acuerdos de Paz que pusieron fin a una guerra de 36 años (1960-1996). Allí, "se sentaron las bases para que la sociedad guatemalteca pudiera encaminarse hacia un futuro más democrático, más justo y menos excluyente, donde el desarrollo permitiera una mejor distribución de las riquezas del país y donde se respetaran los derechos humanos". Sin embargo, y a través de tres estudios presentados el martes en Bruselas, se denunció que esos objetivos no se han alcanzado y que la situación en Guatemala sigue siendo muy complicada en áreas como los derechos humanos, las comunidades indígenas y la violencia. Según un trabajo del experto Máximo Ba Tiul, la identidad y los derechos de los pueblos indígenas continúan sin ser reconocidos, ya que "las estructuras del poder y el control sobre las comunidades" continúan "intactas", a pesar de que se esté cumpliendo "formalmente" con los acuerdos sobre esa cuestión. De su lado, el experto Denis Martínez puso bajo la lupa la reforma judicial y la reestructuración de la policía, asegurando que los resultados de esos procesos no han logrado "mejorar la seguridad y la justicia para los ciudadanos". "Guatemala sigue siendo un país sumamente violento, registrándose en los últimos 10 años 39.315 muertes violentas vinculadas al creciente problema del tráfico de drogas, armas y personas, así como al crecimiento de pandillas juveniles y de la delincuencia común", denunció en su estudio. El tercer estudio, presentado por Patricia Castillo, analizó la política agraria, con la conclusión de que las poblaciones desarraigadas por el conflicto armado interno guatemalteco no han podido acceder a la tierra, tal como se les había prometido. En la conferencia, que el jueves dará a conocer sus conclusiones, participan miembros del Europarlamento y la Comisión Europea, así como la secretaria de Paz del gobierno guatemalteco, Norma Quixtán, y el director de la Oficina en Guatemala del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Anders Kompass. Además de su objetivo de analizar los avances y déficit en el cumplimiento de los Acuerdos de Paz de Guatelama, el encuentro quiere servir como guía para la futura cooperación de la Unión Europea, de cara al período 2007-2013.

Descarga la aplicación

en google play en google play