Escúchenos en línea

Presidente guatemalteco pide al Congreso aprobar Ley de Desarrollo Rural

Ciudad Guatemala. Agencia EFE. | 28 de Noviembre de 2012 a las 18:14

El Mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, solicitó al Congreso de su país aprobar "de urgencia nacional" la Ley de Desarrollo Rural Integral, la cual ha enfrentado a las organizaciones campesinas e indígenas que respaldan la iniciativa, con las poderosas cámaras empresariales que la refutan.

Por medio de un envio divulgado en los medios de información locales, el Mandatario habló este miércoles que la Ley de Desarrollo Rural, que discute el Congreso desde hace más de diez años, "es la base sobre la cual sabremos levantar la economía campesina y asegurar la disminución sostenida de la pobreza en el campo".

El Mandatario advirtió que la ley "de ninguna manera atenta contra la propiedad privada", como lo aseguran los empresarios, sino que por el contrario, dará "certeza jurídica" a todos los productores agrícolas del país.

"Reitero mi apoyo a la autorización apremiante de la Ley de Desarrollo Rural Integral y le solicito a la bancada (bloque) oficial que la respalde porque aprobar esta ley simboliza un paso adelante para asegurar una Guatemala justa, digna e abarcante", manifestó enfáticamente Pérez Molina.

La Cámara del Agro de Guatemala (Camagro), que aglutina a los hacendados más poderosos y conservadores del país, interpuso este miércoles ante la Corte de Constitucionalidad un amparo en oposición del Mandatario del Parlamento, Gudy Rivera, para que se abstenga de propiciar la autorización de la ley.

El abogado Stuardo Ralón, asesor de la Camagro, habló a los periodistas que el Congreso no puede ni debe aprobar esa normativa debido a que la misma ha sufrido modificaciones en más del 30 % de su contenido con conexión al proyecto ideal, por lo que debe ser enviada a una comisión de trabajo para que emita último dictamen.

Los empresarios se oponen a la autorización de la Ley de Desarrollo Rural Integral, porque estiman que la misma ambiciona propiciar una "reforma agraria velada" al darle prioridad a las familias campesinas en la producción agrícola para luchar el hambre y la desnutrición que afecta a más del 52 % de los guatemaltecos.

Mientras tanto, cientos de campesinos e indígenas permanecen desde el martes en las fueras del Congreso para presionar a los diputados a que este día aprueben la ley "de urgencia nacional", o sea en una sola lectura y no en tres como lo establece la norma general y perciben que quedarán en ese lugar el tiempo que sea ineludible.

La Coordinara Nacional Indígena y Campesina (Conic), una de las primordiales organizaciones de labriegos del país, advirtió en un aviso que si el Parlamento no aprueba la ley, convocará a un "levantamiento nacional".

"De no consentir (la ley) llamamos a preparar un levantamiento nacional y depurar este Congreso para que legisle a favor de los más estipulados", puntualizó la Conic.

La Ley de Desarrollo Rural Integral busca asegurar el derecho a la salvaguardia alimentaria y el acceso democrático a la tierra, así mismo perfeccionar la economía de los campesinos que viven en condiciones de extrema pobreza y que carecen de procedimientos para subsistir.


Descarga la aplicación

en google play en google play