Escúchenos en línea

Profecías mayas generan un boom turístico en CA

Ciudad de Guatemala. Agencias. | 11 de Diciembre de 2012 a las 11:57

Guatemala, Belice, El Salvador, México y Honduras, los llamados países del mundo maya, esperan millones de turistas y preparan programas que incluyen fuegos artificiales, conciertos y rituales en 39 sitios arqueológicos, con la presencia de al menos dos jefes de Estado, y hasta una última cena preparada por uno de los chefs más prestigiosos del planeta, el danés René Redzepi, en el museo de la ciudad mexicana de Mérida.

El 21 de diciembre próximo, las ceremonias preparadas para los turistas se realizarán junto a las pirámides de Chichén Itzá en México, en Copán en Honduras, Tikal en Guatemala o La Joya de Cerén en El Salvador.

Los presidentes Otto Pérez Molina de Guatemala y Porfirio Lobo de Honduras tienen previsto encabezar las celebraciones respectivas en sus países, el primero en Tikal y el segundo en Copán.

Mientras tanto alistan la fiesta, arqueólogos y líderes indígenas han criticado la forma en que se ha comercializado y tergiversado la fecha y señalan que no hay nada en los finos cálculos astronómicos mayas que permita anticipar un apocalipsis.

"Los mayas tenían un concepto cíclico del tiempo, no se ocupaban del fin del mundo", manifestó el arqueólogo mexicano José Romero, que ha estudiado la estela (piedra tallada) conocida como Monumento 6 de El Tortuguero, hallada en el este de México en 1958 y que dio origen a las especulaciones.

"Esa estela narra la vida y las batallas de un gobernante", señaló al referirse a la piedra, que ahora está fragmentada en seis trozos repartidos entre México y EEUU, uno de ellos en un museo de Nueva York.

El calendario maya conformado por 18 meses de 20 días cada uno, más el Wayeb, el mes sagrado de cinco días. El Baktun es la unidad más larga de este sistema y equivale a unos 400 años. La gran era incluye 13 Baktun, un periodo de 5.200 años.

El próximo 21 de diciembre, según el calendario de las celebraciones, o más precisamente el 23 según los estudiosos, se cierra la "cuenta larga" que comenzó en el año 3114 antes de nuestra era y se inicia una nueva.

"En la cultura maya sus estudiosos nunca fueron profetas, por ello no debería haber toda una interpretación basada en profecías supuestas", expresó el indígena guatemalteco Álvaro Pop, experto independiente de la ONU en temas de culturas aborígenes.


Descarga la aplicación

en google play en google play