Escúchenos en línea

Católicos salvadoreños piden a obispos reponder a «los signos de los tiempos»

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 4 de Mayo de 2007 a las 00:00
Religiosos y analistas confían en que la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano (CELAM), a celebrarse la próxima semana en Aparecida, Brasil, responda a "los signos de los tiempos" para iluminar a los feligreses en el combate a la pobreza y la búsqueda de ordenamientos sociales más justos y solidarios. El cónclave de los obispos latinoamericanos ha generado grandes expectativas en la iglesia salvadoreña, centros de estudio y reflexión y en la misma Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES), que preparó el documento "Aporte de la Iglesia en El Salvador" para la conferencia general del CELAM. El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, declaró a la AFP que en Aparecida se mantendrá "la metodología" de las conferencias generales del episcopado en el sentido de "ver, juzgar y actuar para leer los signos de los tiempos y de responder a ellos. Ese es el telón de fondo", aseguró. Cargando con un pasado de persecución y el asesinato del arzobispo Oscar Arnulfo Romero, del obispo militar Joaquín Ramos y más de una veintena de sacerdotes y religiosas considerados ahora mártires, la iglesia católica salvadoreña reflexionó en los últimos meses para elaborar su aporte para la conferencia de Aparecida. Según el documento de la CEDES, las consecuencias negativas que trae la globalización es "concentración de los recursos en manos de unos pocos y radicalización del individualismo; favorecimiento de ciertos sectores sociales en perjuicio de la mayoría". La globalización también provocó, según el documento eclesial, una "promoción desmedida del consumismo", se generó además un alza en el costo de la vida, entre otras razones, por las políticas de privatización de los servicios básicos y "el debilitamiento del Estado". Los obispos que se reunirán en Aparecida cuentan con un valioso legado en el que fé, reflexión teológica y quehacer pastoral se deben conjugar para "dar vida a un cristianismo capaz de leer los signos de los tiempos y de iluminar al pueblo de Dios en la búsqueda de ordenamientos sociales más justos y solidarios", consignó por su parte el analista José Luis González. En una publicación titulada "En camino a Aparecida", González que a su vez es director de un centro de investigaciones de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), consignó que "renunciar a ese legado (leer los signos de los tiempos) supondría renunciar a la incardinación histórica de la fe cristiana; y un cristianismo que renuncia a hacerse cargo de los gozos y esperanzas de los hombres y las mujeres es un cristianismo estéril". Para Rosa Chávez, las conferencias del episcopado latinoamericano han estado marcadas por dar respuestas a "retos del momento". El mayor reto en este momento es "la situación de la gente que está sufriendo mucho por la situación económica que aunque haya crecimiento aumenta la brecha entre ricos y pobres, aumenta la exclusión", recalcó Rosa Chávez. Empero, el obispo señaló que la conferencia "estará muy marcada" por el discurso que el papa Benedicto XVI pronunciará el 13 de mayo en la apertura de la Conferencia del CELAM, por cuanto se vuelve "un discurso programático". Con 6,9 millones de habitantes, El Salvador es un país tradicionalmente católico, pero que registra un crecimiento de las iglesias evangélicas desde 1970.

Descarga la aplicación

en google play en google play