Escúchenos en línea

Denuncian presencia de soldados y policías en municipio guatemalteco

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 15 de Diciembre de 2012 a las 13:41

La Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib´ Kej denunció este sábado la presencia de militares y fuerzas antimotines en el municipio guatemalteco de Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango, donde los pobladores rechazan la instalación de una hidroeléctrica con capital español.

"La militarización o intervención del ejército en respaldo de las empresas transnacionales es un grave error, pone en riesgo la integridad y la vida de los pueblos de Barillas", fustiga esa fuente en un comunicado, al cual tuvo acceso Prensa Latina.

Las organizaciones miembros de tal instancia respaldan en el texto la lucha de las comunidades, zona urbana y pueblos de Santa Cruz Barillas que se oponen pacíficamente a la firma de un convenio de colaboración e instalación de la empresa Hidro Santa Cruz en su territorio.

De acuerdo con el escrito, la imposición e intento de firma del pacto es obra del alcalde de Barillas, Cándido López, la corporación municipal, el gobierno de Guatemala y la empresa española Ecoener Hidralia Energía-Hidro Santa Cruz.

La mencionada coordinación asevera que la tentativa de rúbrica del referido acuerdo significa irrespeto de los derechos colectivos e individuales de los pueblos de Santa Cruz Barillas.

Desde mayo de este año el conflicto se profundizó, acota el comunicado, con la militarización de comunidades, el estado de sitio y la captura de líderes comunitarios todavía detenidos injusta e ilegalmente.

La presencia de uniformados en una protesta pacífica de campesinos el 4 de octubre último costó la vida a media docena de manifestantes, según el Ministerio Público, cartera que procesa a un coronel y ocho soldados vinculados a esa matanza.

La Justicia guatemalteca prosigue la investigación de los implicados en la muerte de esas seis personas en la manifestación en la citada fecha en el suroccidental departamento de Totonicapán.

La jueza Carol Flores confirmó que dentro de ese caso se mantiene el delito de ejecución extrajudicial interpuesto contra ocho uniformados y un coronel del cuerpo castrense, según un comunicado divulgado por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.

Flores argumentó, indica la nota, que permanecenn las circunstancias primitivas que originaron ligar a los imputados a proceso y de igual forma resolvió rechazar la solicitud de la defensa de revisar la prisión preventiva otorgada a los sindicados, por existir aún peligro de obstaculización a la verdad por parte de ellos.


Descarga la aplicación

en google play en google play