Escúchenos en línea

Realizan concierto en homenaje a héroe panameño

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 15 de Diciembre de 2012 a las 13:57

El grupo musical Tuira rindió homenaje al héroe de la cotidianidad panameña, el socorrista Jorge Alemán, muerto al quedar sepultada su camioneta bajo 20 metros de lodo cuando realizaba acciones de salvamento por inundaciones.

Aunque nació propiamente dicho en 1997, el conjunto tiene sus raíces más profundas en el desaparecido Grupo Liberación creado en 1977 por el eminente compositor, cantante y guitarrista Rómulo Castro.

Es imposible decir que como agrupación Tuira ya no exista. En realidad es un templo cuyas piedras retan al tiempo y al clima; un retablo coralino siempre abierto al regreso de sus fundadores para verse las caras, tocar, cantar y contar.

Por la agrupación, con una historia de exitosas presentaciones en Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Cuba, Venezuela, Brasil, Estados Unidos y España, han pasado desde entonces más de cuarenta músicos panameños de la mayor calidad y ese ha sido su sello distintivo.

Su producción histórica no es abundante, entre otras cosas porque Tuira no nació al comercio ni a la vitrina, sino al alma y el espíritu, ese cliente tan difícil de conquistar al que únicamente se llega por la estrecha vía del sentimiento y la calidad.

Esa es la gloria escondida de Rómulo Castro, su hilo conductor, y sus íntimos, compartida en cinco álbumes y otro en camino, estaciones recurrentes para aquellos que gozan de una manera especial la música del autor o fusiones que van desde el rock, jazz y la salsa hasta el folclore.

El lugar escogido para el concierto en homenaje a Alemán fue Sanbors, un rinconcito sin marquesinas de rutilante alumbrado ni alfombra roja, que tiene en cambio la impronta de la intimidad, lo espontáneo y nada fingido.

Amor a medias, Dime algo nuevo!, Hay quien prefiere. Homenaje, Patria entre cielo y tierra, y para quererte, la canción crucero del nuevo álbum, se escucharon en las voces armoniosas de Rómulo y Valeria Ovando, con los acordes de los músicos fundadores de Tuira, Luis Thomas, Tony Martínez, "Chispa" Lawson, y el genial guitarrista Marco Linares.

Fue una noche de apoteosis que la familia de Alemán, casi en pleno en el homenaje, agradeció a corazón abierto, como todos los amantes de la buena música que colmaron el aforo.


Descarga la aplicación

en google play en google play