Escúchenos en línea

En 2008 podrían racionar energía en El Salvador

Diario El Mundo, de El Salvador. | 5 de Mayo de 2007 a las 00:00
La actual situación de demanda de energía en el país requiere aumentar la capacidad de generación de electricidad. Para evitar una crisis que lleve a racionamientos del servicio, el gobierno le ha apostado a una política energética para ordenar el sector y atraer mayor inversión al rubro. La presentación de la política, que coincidió con la inauguración de la planta geotérmica Berlín III, de la empresa LaGeo. Durante el acto, el presidente de la República, Antonio Saca, anunció que el próximo 1 de junio presentará a la Asamblea Legislativa un proyecto de Ley de Incentivos para la Generación de Renovables. El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Nicolás Salume, dijo que es urgente invertir en más proyectos energéticos, para evitar caer en problemas de racionamiento, como los sufridos por otros países de Centroamérica. Actualmente el país tiene una capacidad de generación que ronda los 1,100 megavatios hora, y la demanda rebasa los 800. Salume dijo que un mal invierno, o la falla de alguna planta generadora, puede hacer que el sistema se "quede corto". AES El Salvador, empresa propietaria de varias de las principales distribuidoras de energía del país, dijo que comparte la iniciativa del gobierno de El Salvador, de asegurar un mercado energético estable que permita al país disponer de energía eléctrica para abastecer el crecimiento de la demanda. La nueva planta geotérmica Berlín III producirá 44 megavatios, lo cual equivale a 8% de la demanda nacional de energía, suficientes para abastecer 400 mil familias. Dentro de la política energética presentada por el gobierno, se incluye el mantenimiento a los subsidios a la electricidad y al gas propano. El subsidio al gas en 2006 alcanzó los $80 millones, y el Gobierno reconoció que uno de los retos más grandes que se tiene es la focalización de éste, debido a que, actualmente, beneficia también a personas que no lo necesitan, y existen problemas de contrabando en la región. "Sin embargo, mientras no se encuentren mecanismos adecuados de focalización, se continuará con el esquema actual para no afectar la factura de los hogares de menores ingresos", dice el documento. En cuanto al subsidio al consumo de energía eléctrica, la política actual contempla el subsidio de la factura de más de 750 mil usuarios de bajos ingresos económicos, a través de la reducción del costo de la energía para todos aquellos hogares que consuman menos de 100 kilovatios al mes. El costo de este subsidio para el 2006 ascendió a $44 millones.

Descarga la aplicación

en google play en google play