Escúchenos en línea

Conflictividad persistirá en Guatemala en 2013, auguran analistas

Ciudad Guatemala. PL. | 30 de Diciembre de 2012 a las 12:42

La conflictividad social en Guatemala, que tuvo su punto más crítico con la muerte de seis campesinos a manos de militares el pasado 4 de octubre en el suroccidental departamento de Totonicapán, persistirá en 2013, auguran analistas.

Los conflictos nacionales se trasladarán al 2013 y amenaza con llegar a niveles de alarma, mientras la minería es uno de los temas más sensibles para el año próximo, declararon expertos al diario local Prensa Libre.

Para Cristhians Castillo, politólogo del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la conflictividad y la ingobernabilidad en el país tienen "rasgos históricos que no han podido ser resueltos ni por esta ni por las anteriores administraciones.

En su opinión, esos focos de conflictividad están asociados a temas estructurales que generan ingobernabilidad de manera cíclica.

Por su parte, Hans Quevedo, coordinador del Programa de Opinión Pública de la Universidad Rafael Landívar expone como causas de la ingobernabilidad "la intolerancia, la falta de interlocutores o la incapacidad de estos para llegar a consensos, la impunidad y la inmadurez política" son aspectos que propician la ingobernabilidad".

El politólogo Renzo Rosal señaló que hay serios problemas en Mataquescuintla "Santa Rosa (sudeste) y Santa Cruz Barrillas "Huehuetenango (noroeste)", pues a su juicio, la actividad minera ha llegado a niveles de conflicto.

Sobre gobernabilidad y convivencia democrática, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) presentó el pasado 11 de diciembre resultados de un estudio durante un taller.

"En términos generales se puede destacar un escenario complejo y poco optimista de los guatemaltecos respecto a la legitimidad de la democracia y la satisfacción con su funcionamiento", concluye el informe presentado por la investigadora del programa Flacso Guatemala, Claudia Barrientos.

Según expuso la académica, en el auditórium de la sede de Flacso en esta capital, es evidente que los ciudadanos muestran poco apoyo y no confían en instituciones políticas clave para garantizar el buen funcionamiento y la legitimidad de la democracia, lo cual calificó como preocupante.

La estudiosa afirmó que la población carece de confianza en las instituciones políticas y baja capacidad del gobierno para generar política pública de atención a necesidades como salud, educación, empleo y pobreza.

Barrientos explicó que el reporte se realizó desde 2009 a 2012 y comprende una consulta nacional y entrevistas a 15 personalidades guatemaltecas.

Entre los entrevistados figuraron funcionarios del Organismo Ejecutivo, Legislativo y Judicial, alcaldes, funcionarios de alto nivel, representantes de mujeres, pueblos indígenas y jóvenes, académicos, miembros de ONGs y de organizaciones sociales diversas.

Ante este escenario de dificultades en 2012, el gobierno guatemalteco pudo desarticular 85 bandas criminales, el Producto Interno Bruto subió un tres por ciento y las exportaciones de café aumentaron en 31,67 por ciento.


Descarga la aplicación

en google play en google play