Escúchenos en línea

La UCA salvadoreña pide a los obispos latinoamericanos asumir desafíos sociales

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 8 de Mayo de 2007 a las 00:00
La V Conferencia general del Episcopado Latinoamericano (Celam), que se inicia el próximo domingo en Aparecida, Brasil, tiene "el desafío" de aplicar el compromiso social de la Iglesia católica pero con la mirada puesta en la realidad, dijo la Universidad Centroamericana (UCA). "Los obispos reunidos en Aparecida tienen el desafío de poner a producir esa herencia de compromiso social de la iglesia universal. Poner a producir quiere decir, en un primer momento, darle continuidad; y, en segundo término, actualizarla y enriquecerla", consignó la universidad en una nota editorial titulada "Los desafíos de Aparecida", publicada en su semanario Proceso. Dirigida por jesuitas, la UCA subraya que no podrá ratificarse el compromiso social de la Iglesia "sin poner la mirada" en la actualidad histórica latinoamericana, que afronta problemas de violencia, pobreza e injusticia social. La V conferencia del Celam será inaugurada el domingo 13 de mayo por el papa Benedicto XVI. Según la UCA, para que los obispos en Aparecida "estén a la altura" de lo que espera la Iglesia, en "estos tiempos tan complejos" en América Latina y el Caribe, deben hacerse cargo del desafío que representa Jesús de Nazaret en la práctica. "El seguimiento de Jesús nunca ha sido fácil. Supone renuncias importantes: al poder, a la gloria, a la comodidad, al bienestar, a las riquezas. Supone también opciones ineludibles: por quienes sufren, por quienes son oprimidos, por quienes padecen injusticias", subraya el análisis universitario. Mantener la visión social de la Iglesia, según la UCA, "supone compromisos irrenunciables principalmente con quienes trabajan por ordenamientos sociales más justos, solidarios e inclusivos". Tras recordar que "mucho de lo bueno" que se tiene es la Doctrina Social de la Iglesia, la UCA pide "actualizar" ese pensamiento. Otro de los desafíos de Aparecida, es "recuperar y dar continuidad" a las anteriores conferencias del Celam de Medellín, Colombia (1968) y de Puebla, México (1979), que establecieron líneas de compromiso para salir al paso del sufrimiento de los más pobres. El análisis universitario confía en que la "opción liberadora" de Medellín y Puebla siga inspirando a quienes dentro y fuera de la Iglesia "están comprometidos en la erradicación de las nuevas formas de opresión que han surgido en las últimas décadas". Para la universidad jesuita, el contexto de la V conferencia del Celam es de una realidad latinoamericana y caribeña marcada por exclusiones socioeconómicas, deterioro ecológico, migraciones, violencia, crimen organizado, corrupción y abusos de poder. "Es suma, si los obispos reunidos en Aparecida van a Jesús de Nazaret, se hacen cargo del pensamiento social de la Iglesia, recuperan Medellín y Puebla, y ponen la mirada en la realidad histórica latinoamericana y caribeña, los resultados de la V conferencia de obispos estarán a la altura de los clamores de justicia de nuestro tiempo", concluye la universidad jesuita.

Descarga la aplicación

en google play en google play