Escúchenos en línea

Gobierno de los hermanos Arias niega que TLC viole constitución de Costa Rica

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 9 de Mayo de 2007 a las 00:00
El Gobierno de Costa Rica negó este miércoles que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos presente roces con la Constitución Política de este país, como lo asegura un informe académico. El Ministerio de Comercio Exterior (Comex) respondió en un comunicado varios de los puntos señalados por el informe "Roces Constitucionales del TLC", elaborado por juristas y académicos de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR). El informe de la UCR señala, entre otras cosas, una posible inconstitucionalidad en salud, ambiente, telecomunicaciones, arbitrajes internacionales, territorio, soberanía y la conformación de una Comisión de Libre Comercio (CLC), supuestamente superior al Estado, que se encarga de vigilar la aplicación del tratado. El Comex afirma que en todos los tratados de libre comercio firmados por Costa Rica existen comisiones de ese tipo, las cuales "no son órganos supranacionales", pues "no tienen sede, personería, ni presupuesto propio, ni personal". Agregó que este tipo de comisiones han sido avaladas por la Sala Constitucional anteriormente. Sobre el arbitraje internacional, el gobierno asegura que es "un medio normal de solución de controversias", el cual está incluido en todos los acuerdos comerciales y de inversión suscritos por Costa Rica. El Comex enfatizó en que el Estado mantiene su potestad de exigirle al inversionista el cumplimiento de la legislación nacional, por lo que podrá demandarlo si "quebranta el ordenamiento jurídico" costarricense. El informe de la UCR señala que el Estado se exponía a arbitrajes internacionales sin necesidad de acudir a los medios judiciales locales. El estudio también criticó que el TLC cercena el derecho constitucional de acceso universal a la salud, pues obliga a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a aumentar sus compras de medicamentos originales, debido a la protección de licencias. Este punto, aseguró el Comex, "no tiene ningún fundamento", pues "el TLC preserva las potestades de la CCSS para la compra e importación de medicamentos, incluidos los genéricos". Los juristas de la UCR manifestaron, además, que el tratado deja abierta la interpretación del capítulo laboral, el cual, consideran, establece una definición muy "cerrada" de los derechos de los trabajadores, lo que pone en peligro algunas garantías. El capítulo "no pretende sustituir la legislación nacional en esta materia, por lo que cualquier derecho de los trabajadores costarricenses se mantiene, al igual que se mantiene la posibilidad de mejorar tales derechos", expresó el gobierno. Costa Rica es el único país signatario del TLC que aún no lo ha ratificado, obligación que recaerá en los ciudadanos, pues el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) aprobó realizar un referendo al respecto, posiblemente en septiembre próximo.

Descarga la aplicación

en google play en google play