Escúchenos en línea

Barra brava panameña no deja dormir a futbolistas de Costa Rica

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 6 de Febrero de 2013 a las 14:25

La Extrema Roja, como se autodenomina la cofradía de fanáticos de la selección panameña de fútbol, aplicaron anoche al visitante equipo de Costa Rica su sistema de "tortura antimorfeica" consistente en impedir que el adversario duerma.

La táctica ya fue empleada en un encuentro anterior con el once de Canadá, a cuyos jugadores trataron de romperles el sistema nervioso con caravanas de autos dando vueltas alrededor del hotel donde se hospedaban y tocando bocinas hasta hacerlas reventar.

Por supuesto que los jugadores no son las únicas víctimas, sino también los demás huéspedes y el vecindario en pleno, pero la mayoría de estos participan en el tormento de buenas ganas en su condición de fans de sus connacionales.

Que se sepa, no hay una ley que prohíba hacer tal cosa, y si la hubiera por casualidad en algún país con fútbol en sus prioridades, aquí en Panamá, al menos, sería inédita y por lo tanto inaplicable.

Los canadienses salieron con sus cabezas que echaban chispas, pero los ticos si no son de la misma estirpe que los panameños por lo menos son vecinos y están más acostumbrados al bullerengue, el jolgorio y la cerveza y quizás a pesar de la bulla puedan echar un pestañazo.

La selección de Costa Rica llegó ayer y no hubo que adivinar que se hospedó en un hotel de Costa del Este porque las bocinas de los autos y trompetas así lo anunciaban. Ambos equipos se enfrentan hoy en el estadio capitalino Rommel Fernández en el arranque del hexagonal final de la Concacaf clasificatorio para el Mundial de Brasil 2014.

Panamá sueña despierto con llegar por primera vez a un mundial de fútbol mientras que los ticos han disputado tres.


Descarga la aplicación

en google play en google play