Escúchenos en línea

Obispo Rosa Chávez preocupado por violencia en capital salvadoreña

MiPunto.com. Desde San Salvador. | 13 de Mayo de 2007 a las 00:00
El obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, lamentó este domingo los incidentes que el sábado dejaron 17 detenidos, la destrucción de tres vehículos y el saqueo de tres negocios, luego que la Policía decomisó mercadería pirata a vendedores informales. "Los alrededores de este santo templo (céntrica catedral), fueron escenario de enfrentamientos entre supuestos vendedores y policías, no tengo a mano los datos completos de lo que sucedió, pero lo que sabemos es suficiente para estar preocupados", comentó durante la homilía dominical monseñor Rosa Chávez. El prelado calificó como "vandalismo" las acciones de los que llamó "supuestos vendedores". Agregó que "el centro de San Salvador es un lugar que merece ser estudiado a fondo porque no sólo es un escenario para ocasionar brotes de violencia o disturbios graves, sino que es un nido de grandes males". En el centro histórico de San Salvador se encuentra la Catedral y otras antiguas edificaciones como el Palacio Nacional. "Por aquí pasa el narcotráfico, por aquí pasa el crimen organizado, por aquí pasa el comercio ilegal", enumeró el religioso. Según Rosa Chávez, "están pasando cosas graves en el centro" capitalino, pero se mantuvo prudente frente a las afirmaciones de Saca al calificar de terroristas a los comerciantes ilegales. El sábado, los incidentes se produjeron luego que agentes de la Policía habían decomisado mercadería a un grupo de vendedores informales de CD, películas, zapatos y otros productos considerados de marcas piratas. Unos 200 manifestantes saquearon tres centros comerciales y quemaron un vehículo de la policía, otro de la televisión privada y uno particular. Para restablecer el orden la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) utilizó granadas lacrimógenas y disparó balas de goma para dispersar a la multitud. Organismos de socorro atendieron a unas 100 personas, entre intoxicados y lesionados. El ministro de seguridad pública, René Figueroa, calificó los desórdenes como "actos de terrorismo".

Descarga la aplicación

en google play en google play