Escúchenos en línea

Copán sigue mostrando al mundo los misterios de los mayas

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 15 de Mayo de 2007 a las 00:00
Copán, la ciudad maya que floreció en el oeste de Honduras, sigue mostrando al mundo los misterios de esa antigua civilización mesoamericana, como el recién desvelado sepulcro de un personaje dinástico. Considerada por el arqueólogo estadounidense Sylvanus Morley (1883-1956), uno de sus mayores conocedores, como "la Atenas del Nuevo Mundo", Copán no deja de sorprender con los frutos de las investigaciones que allí tienen lugar. El más relevante de los nuevos hallazgos es la Tumba I, que acrecienta la importancia arqueológica y el atractivo de Copán, uno de los principales polos turísticos de Honduras. La ubicación, características y ofrendas indican que la osamenta encontrada en la tumba era de un importante miembro de la jerarquía política o religiosa de Copán, según el arqueólogo estadounidense Allan Maca, autor del descubrimiento. La identidad y el papel que ese personaje desempeñó en la antigua Copán son un "misterio", cuyo esclarecimiento supone un reto para los investigadores, declaró Maca a la prensa en Copán. El sepulcro data del período clásico tardío de Copán, entre los años 600 y 900 después de Cristo, y la postura en que se hallaron los restos indica que al personaje se le enterró sentado en el suelo, con las piernas cruzadas. El Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) destacó el viernes, al anunciar el descubrimiento de la Tumba I, que ésta "es considerada como una de las construcciones más finas" encontradas en Copán, 408 kilómetros al oeste de Tegucigalpa. Por su ubicación, "en un distintivo complejo arquitectónico dinástico, es razonable" creer que la tumba corresponde "a un miembro importante de la familia real" de Copán, señaló el IHAH en un comunicado. La tumba fue descubierta en 2005 durante las investigaciones del Proyecto Arqueológico Planificación de la Antigua Ciudad de Copán (PAPAC), que comenzaron en 1995 y son dirigidas por Maca, arqueólogo de la Universidad de Colgate (EEUU). El científico detalló que junto a los restos humanos se encontró un collar de jade, que simboliza "un nivel de control sobre los recursos económicos" y muestra un "arte espléndido". En la tumba también habían siete vasijas policromadas, una más grande que las demás y que entre sus imágenes tiene la que podría ser la del personaje enterrado, además de tres conchas de mar que estaban colocadas como "un mapa del cosmos", explicó. Maca destacó que "es la primera vez" que se descubre una sepultura "tan importante" afuera de la Acrópolis de Copán, a unos 400 metros de la plaza principal, lo que aumenta el misterio. El IHAH mantendrá la Tumba I cerrada al público para que continúen las investigaciones. Aunque lejos del centro del mundo maya, que abarcó unos 324.000 kilómetros cuadrados entre México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, Copán fue uno de sus más importantes sitios gubernamentales y ceremoniales. Los registros históricos indican que el español Diego García de Palacio fue el primero en dar noticia de Copán, al menos por escrito, en 1576. El parque arqueológico de Copán -palabra derivada del náhuatl "copantle" o puente de hamaca- fue declarado en 1980 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Entre los monumentos de arquitectura y escultura mayas esculpidos en piedra en Copán sobresale la Escalinata de los Jeroglíficos, considerada el texto más extenso de la América precolombina. Otro monumento de gran relevancia es el Altar Q, de forma cuadrangular, que es un símbolo del poder maya, pues muestra las figuras de los 16 gobernantes de la dinastía de Copán desde el primero, Yax K"uk Mo", hasta el último, Madrugada. A vestigios como éstos se suman templos, sepulcros sagrados, conjuntos arquitectónicos, joyas, cerámicas y otros descubiertos en los últimos dos decenios y que apenas reflejan la riqueza arqueológica guardada por los siglos en Copán.

Descarga la aplicación

en google play en google play