Escúchenos en línea

Lanzan campaña contra la cacería y el tráfico de animales en peligro en Honduras

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 15 de Mayo de 2007 a las 00:00
El Gobierno de Honduras lanzó este martes una campaña contra la cacería y el tráfico de especies animales en peligro de extinción. En la campaña participarán los ministerios de Recursos Naturales y Ambiente y de Agricultura y Ganadería, con el respaldo de las Fuerzas Armadas y la Policía. Mediante la campaña se busca frenar la cacería, captura y comercio ilegal de especies en peligro de extinción, dijo a la prensa el ministro hondureño de Agricultura y Ganadería, Héctor Hernández. La jefa de Vida Silvestre de la estatal Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (COHDEFOR), Carla Cárcamo, denunció la semana pasada que unas 200 especies animales están en peligro de extinción en Honduras por la caza desmedida con fines comerciales. Entre las especies en peligro de extinción figuran el venado de cola blanca, el jaguar, el puma, el mico de noche, el manatí, la iguana verde, el zorro gris, el tigrillo, los tucanes, las guaras (guacamayas) rojas, las loras y los pericos, según Cárcamo. Hernández recordó que la Ley General del Ambiente establece multas hasta de un millón de lempiras (casi 53.000 dólares) contra quienes violen las vedas de caza o pesca, realicen estas actividades sin permiso o trafiquen con especies animales. La campaña contará con operaciones de vigilancia de policías y militares junto a las autoridades responsables de la protección de la naturaleza, además de la aplicación de medidas administrativas contra quienes se dediquen a la caza y tráfico ilegal de especies. El funcionario subrayó que algunas especies en peligro de extinción en Honduras están en la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES). El mayor saqueo de animales se registra en el departamento oriental de Gracias a Dios, limítrofe con Nicaragua, de donde muchos animales son trasladados a ese país. Algunas especies son llevadas después a El Salvador, de donde son exportadas a EEUU y Europa. Uno de los casos más llamativos ocurridos recientemente fue el de 75 aves loras y pericos que tres mujeres nicaragüenses llevaban "emborrachados" desde su país hacia El Salvador, pues iban envueltos en unos trapos impregnados con licor para mantenerlos adormecidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play