Escúchenos en línea

Dueños de buses financian a pandillas centroamericanas

MiPunto.com. Desde ciudad Guatemala. | 17 de Mayo de 2007 a las 00:00
Extorsiones a empresarios y pilotos de transporte colectivo, así como los asaltos a los usuarios de las unidades, se han convertido en las principales vías de financiamiento de las sanguinarias pandillas MS y 18, que operan en Guatemala y El Salvador. A cambio de poder seguir operando, los empresarios llegan a pagar a las gavillas en Guatemala hasta 13 dólares diarios por unidad, según Luis Gómez, dirigente de la Asociación de Empresarios del Transporte Urbano, y hasta 40 en El Salvador, lo que supone miles de dólares diarios por este "impuesto pandillero". "Además, se registran un promedio de 240 asaltos diarios a las unidades, lo que implica, tomando en cuenta que cada una de ellas lleva en promedio 40 pasajeros, que 9.600 ciudadanos son víctimas de los pandilleros", agrega el empresario guatemalteco. La presión ejercida por los pandilleros a empresarios y pilotos ha provocado la muerte de al menos 50 personas vinculadas a este sector económico en ambos países en lo que va del año. "Es preferible pagar antes que exponerse a que lo maten a uno", sostuvo Génaro Ramírez, de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS). El dinero de las extorsiones de ambos países, según las autoridades policiales de los mismos, es utilizado por los pandilleros para financiar a sus compañeros que se encuentran prisioneros, así como para pagar abogados y fianzas, para obtener su liberación. Y, mientras en El Salvador los empresarios lanzaron un llamado a las autoridades para que implementen planes de seguridad que garanticen el bienestar de pilotos y usuarios, en Guatemala los choferes de las unidades paralizaron servicios en varias rutas. "No podemos continuar así. Es demasiado el hostigamiento de los pandilleros, pues todos los días salimos a trabajar sin la certeza de poder regresar a nuestros hogares", afirmó uno de los pilotos guatemaltecos en paro a medios locales. Por su parte, el director adjunto de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Henry López, explicó que ya implementaron las acciones necesarias para garantizar la seguridad en los autobuses y con ello beneficiar a la población que, al igual que en El Salvador, cada vez desconfía más del transporte colectivo. Los niveles de inseguridad en los dos países centroamericanos dan cuenta de un promedio de entre 10 y 16 asesinatos diarios, así como de un aproximado de 300 asaltos diversos, aunque en ambos casos, esta última cifra podría ser muy superior, tomando en cuenta que buena parte de los afectados no denuncian los casos.

Descarga la aplicación

en google play en google play