Escúchenos en línea

Inminente crisis energética en Honduras

MiPunto.com. Desde Tegucigalpa. | 18 de Mayo de 2007 a las 00:00
Honduras afronta una "inminente crisis energética" por el aumento de la demanda y el atraso significativo en inversiones en nuevas fuentes como consecuencia del lento proceso de toma de decisiones, advierte el Banco Mundial en un informe difundido este viernes. "Los resultados visibles de esta situación son: (a) la crisis energética inminente que puede afectar a Honduras en los proóximos dos años, y (b) la crisis financiera de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE)", anota el informe publicado en diario La Tribuna. Según el informe, la nueva capacidad de generación, la cual se planea comisionar en el periodo 2007-2010 (cerca de 150 MW, principalmente en energía renovable), "no es suficiente para enfrentar el crecimiento de la demanda". Según el documento, Honduras enfrentará "un déficit de capacidad de cerca de 80 MW para el año 2008 y 250 MW para 2010". Actualmente, la capacidad de generación de Honduras es de unos 1.200 MW y la demanda de cerca 1.100 MW, el 30% generado en plantas hidroeléctricas y el resto comprado por la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a plantas térmicas privadas y lo distribuye a través de su sistema de interconexión. La ENEE, en su denominado Plan de Expansión 2006-2020, se propone generar 2.695 MW con fuentes alternativas. Para 2007, la empresa estatal proyecta apoyar la generación de 65,9 megavatios/hora y para 2011 contempla la conexión al sistema de 100 megavatios con la represa Patuca III que construirá en Olancho, este del país. Pero el Banco Mundial señala que "aunque desde hace dos años se anticipó la necesidad de nueva capacidad de generación para el 2009, el desarrollo de la generación requerida se ha atrasado debido al lento proceso de la toma de decisiones". "Existe un atraso significativo en las inversiones de transmisión y subtransmisión que no pudieron ser ejecutadas como se planearon por las dificultades financieras", advierte. Según el organismo, la crisis financiera de la ENEE es causa de las pérdidas que acumula la ENEE por fallas en el sistema de transmisión, la dependencia de las plantas térmicas afectadas por los altos precios del petróleo en el mercado internacional y que el cobro del servicio a los consumidores sólo cubre el 81%. Se suma a la crisis de la ENEE el subsidio, equivalente a 74 millones de dólares, que la empresa otorga a consumidores residenciales. "Un escenario donde se continúa con la situación actual --no se toma ninguna acción para reducir las pérdidas comerciales y los subsidios--, no es sostenible a corto plazo", alertó el organismo multilateral. Honduras se sumaría así a los problemas que registran otros vecinos de la región como Nicaragua o Costa Rica, donde la penuría energética ya ha empezado a afectar a los ciudadanos, por falta de inversión en la generación y a sistemas obsoletos, que se ha sumado a la creciente demanda generada por el crecimiento económico.

Descarga la aplicación

en google play en google play