Escúchenos en línea

Oposición denuncia maniobra de Arias con TLC

MiPunto.com. Desde San José. | 21 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un conjunto de leyes complementarias al tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, cuya aprobación busca acelerar el gobierno del presidente Oscar Arias, provoca controversia en Costa Rica donde la oposición amenaza con impedirla, si es necesario, con un boicot legislativo. El TLC será sometido a un referendo en septiembre próximo, pero el gobierno que defiende la ratificación del tratado, quiere adelantar la aprobación de trece leyes llamadas "de implementación", que son indispensables para la entrada en vigencia del acuerdo comercial. Ottón Solís, líder del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), la segunda fuerza en el Congreso, pidió al presidente Arias detener la discusión de estos proyectos, argumentando que "son parte inseparable del TLC" y "corresponden íntegramente a la ideología plasmada en el TLC". "No sería honesto y menos democrático poner a decidir al pueblo sobre el TLC y al mismo tiempo mantener el conocimiento del TLC o de esa agenda de implementación en la Asamblea Legislativa para que 57 personas sean las que decidan", expresó el dirigente político en una carta enviada al gobernante. Solís advirtió que, de insistir el gobierno en su intención de aprobar las llamadas leyes paralelas, el PAC recurriría "a todas las herramientas institucionales que nos permite el reglamento legislativo, para impedir que se cohoneste el engaño al pueblo". Este lunes, el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, dijo que "la realización de esta amenaza implicaría la paralización del primer poder de la República (el Congreso) y, consecuentemente, la postergación de importantes decisiones que el país espera desde hace mucho tiempo". "Secuestrar la agenda legislativa... es una negación de las más elementales reglas de la convivencia democrática", afirmó el ministro y hermano del presidente Arias. La agenda de implementación contempla, entre otros aspectos, la apertura de los monopolios estatales de energía, telecomunicaciones y seguros; un convenio internacional de obtenciones vegetales; así como reformas al Código Penal y a las leyes de propiedad intelectual. Los opositores al TLC aseguran que esas iniciativas constituyen la parte más significativa del TLC con Estados Unidos, y que con su aprobación el gobierno busca ganar en lo esencial aún cuando pierda el referendo. Por su parte, el gobierno argumenta que la eventual aprobación del TLC en un referendo sería irrelevante si no se han aprobado las leyes coplementarias, pues el acuerdo no podría entrar en vigencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play