Escúchenos en línea

Guatemala: un estremecedor testimonio de la impunidad

MiPunto.com. Desde Madrid, España. | 23 de Mayo de 2007 a las 00:00
Impunidad, impotencia y amenazas armadas, son parte de los motivos que impulsaron a dos activistas ecológicos de Guatemala a irse de su país y ahora reclaman un verdadero compromiso de la comunidad internacional para acabar "un estado de terror" amparado en una "impunidad absoluta". En un país con uno de los bosques tropicales más importantes del mundo y una reserva de la biosfera maya vivían desde hace 13 años Carlos Albacete y su esposa Piedad. Ambos fueron tiroteados en enero pasado a su regreso a Guatemala, donde dirigían la ONG "Trópico Verde". Su odisea comenzó en el año 2001, cuando sobrevolando el parque nacional Laguna del Tigre (norte), de más de 300.000 hectáreas, vieron que había una casita humilde en un terreno cultivado de una hectárea. Pero dos años después, vieron enormes incendios y terrenos talados. "Ya no eran campesinos", explicaron a la AFP mientras mostraban las fotografías en las que basaron las denuncias difundidas en la prensa local sobre lo que más tarde serían títulos de propiedad ilegales de miles de hectáreas de ese parque perteneciente al Estado guatemalteco. "Un año después, habían convertido un bosque tropical en un campo de ganado", relata Carlos antes de pasar a la siguiente fotografía donde sobran las evidencias: 13 avionetas y dos pistas de aterrizaje en un parque nacional cuyo tercio "ya está parcelado" y pertenece a "más de 100 ganaderos", entre los cuales figuran señalados narcotraficantes como Waldemar Lorenzana, según la prensa de Guatemala. La justicia dictaminó que los títulos de propiedad de al menos 11 fincas eran "falsos", recuerdan Carlos y Piedad antes de narrar cómo el taxi en el que iban a su casa desde el aeropuerto fue tiroteado por individuos vestidos de policías que ni siquiera se cubrieron el rostro. "Tenemos pruebas para asegurar que hay un comando policial y de inteligencia militar que nos ha hecho seguimiento", denuncian estos dos activistas, que no dudan en calificar de "muy tibia" la reacción de la comunidad internacional ante la "impunidad" reinante en Guatemala. "En Guatemala hay un Estado fallido en el que la impunidad es absoluta", declaró Albacete en Madrid, con motivo de la rueda de prensa de presentación del «Informe 2007. El estado de los Derechos Humanos en el mundo» de Amnistía Internacional. "Se está creando un estado de terror que ha llevado al país a casi un estado de preguerra", prosiguió. "En Guatemala está fallando el estado de derecho y ningún gobierno democrático exige nada (...) y esto es una gran impotencia", afirma Carlos, para quien la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), "podría ser tremendamente efectiva para acabar con el crimen organizado". Pero reconoce que si no se aprueba "antes de las elecciones" presidenciales de septiembre, "será muy difícil después, porque hay candidatos y también diputados vinculados por la prensa con el narcotráfico". El "recrudecimiento de la violencia contra los activistas de Derechos Humanos está aumentando poco a poco", prosiguió, con la única novedad, precisó, de que por primera vez se está empezando a atacar a los sectores ecologistas, que "hasta el momento se habían escapado".

Descarga la aplicación

en google play en google play