Escúchenos en línea

Presidente guatemalteco llama a respetar fallo sobre caso Ríos Montt

Ciudad Guatemala. PL. | 12 de Mayo de 2013 a las 12:46

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, llamó a respetar el fallo de un alto tribunal que este viernes condenó al exmandatario de facto Efraín Ríos Montt, a 80 años de cárcel por delitos de genocidio y de lesa humanidad.

"Podremos estar de acuerdo o en contra, pero lo importante es que respetemos las instancias de justicia y no voy a opinar sobre esto; es decir, yo ya opiné (...) en este momento que ya hay un fallo, yo respeto las instituciones de justicia", declaró a periodistas el gobernante, tras una reunión con el Gabinete de Seguridad.

"Nos guste a unos y a otros no, se dio una sentencia", subrayó el jefe de Estado este sábado, quien en la noche del viernes anterior concedió una entrevista a la cadena CNN en Español, en la cual reiteró su postura de que en el país no hubo genocidio.

Aquí lo que queremos, manifestó, es que la justicia sea respetada y que se agoten verdaderamente los debidos procesos en todos los casos.

En el mismo debate en el cual se enjuiciaba a Ríos Montt, la judicatura absolvió a José Rodríguez (su antiguo jefe de Inteligencia) porque estimó que existe duda sobre su participación en el asesinato de mil 771 ixiles en el noroccidental departamento de Quiché de marzo de 1982 a abril de 1983 en el régimen encabezado por aquel.

Antes del veredicto, el juzgado analizó los peritajes psicosocial, militar, antropológico, cultural, estadístico sobre violencia sexual, racismo y genocidio, que aportó el Ministerio Público, el ente acusador.

Valoró asimismo la información del Plan Victoria 82, Plan Firmeza 83 y Plan de Operaciones Sofía, en los cuales se evidencia que el Ejército estigmatizó de rebelde y subversivo al pueblo ixil, por lo cual era considerado enemigo interno y debía ser eliminado.

Pese a todo lo expuesto, Ríos Montt calificó el juicio de "un show político internacional que va a afectar el alma y el corazón del pueblo guatemalteco".

Mientras tanto, la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, opinó que esa condena no es solo para reparar a las víctimas del conflicto armado interno (1960-1996), sino para reparar a todos los guatemaltecos, pues se demostró que el pueblo maya no ha mentido al denunciar los hechos de genocidio.

El Tribunal de Mayor Riesgo A llevó a cabo el proceso en la sala de vistas de la Corte Suprema de Justicia desde el pasado 19 de marzo en medio de retrasos por recursos interpuestos por los abogados defensores de ambos exmilitares.


Descarga la aplicación

en google play en google play