Escúchenos en línea

Oposición hondureña incómoda por cadenas de radio impuestas por Zelaya

LaVoz.com. Desde Tegucigalpa. | 24 de Mayo de 2007 a las 00:00
Sectores políticos y sociales criticaron el jueves al presidente Manuel Zelaya por ordenar a las radioemisoras y televisoras privadas a transmitir desde el lunes sin pago alguno, de manera simultánea y durante 10 días, la propaganda de su administración. "El mandatario se está acercando al autoritarismo y eso es peligroso porque es un recurso usado por los gobiernos débiles", dijo a la AP el ex aspirante presidencial y líder del opositor Partido Innovación y Unidad (PINU), Olban Valladares. "Nos preocupa la amenaza del Presidente porque, aunque aparenta ingenuidad, implica limitar la libertad de prensa", añadió. El PINU es de tendencia social demócrata. "Esto puede terminar como en Venezuela, donde el gobierno negó a una televisora a seguir operando. Zelaya pretende imponer su peculiar estilo, pero no puede violar el derecho más grande de la humanidad: la libertad de expresión". El diputado al Parlamento Centroamericano por el opositor Partido Nacional, Raúl Pineda, aseguró que "es preferible que los medios estén en contra del mandatario y no que Zelaya los restrinja... y las cadenas (de radio y televisión) no cambiarán nada porque el presidente cayó en una trampa que el mismo elaboró: él cree en las mentiras". "Nos vemos obligados a adoptar esta decisión para contrarrestar la desinformación de los medios sobre nuestra gestión de 17 meses", manifestó el gobernante el miércoles en un acto público en la costa atlántica. Aclaró que serán 10 cadenas de radio y televisión las que transmitirán por dos horas diarias entre las 10 y las 12 de la noche contenidos oficiales, cada una con temas e invitados diferentes. "Y allí llegarán periodistas amigos con el fin de conversar y cuestionar a los funcionarios públicos frente al pueblo", aseguró. No precisó el término de "periodistas amigos". Indicó que "lamentablemente tenemos que usar estos medios porque no tenemos reciprocidad de los periódicos en informar lo que realmente sucede en Honduras". El 6 de mayo, Zelaya admitió en una estación local que él no gobierna a Honduras, tras criticar a los dueños de medios de comunicación de obstaculizar su administración. Sostuvo que "los dueños de este país, con los que libro una lucha sin cuartel, son los propietarios de los medios de comunicación, grupos de mucho poder económico con intereses particulares que se dedican a explotar los problemas políticos y sociales con el fin de llevar agua a su molino", subrayó. Zelaya afirmó que "el presidente tiene muy pocos lugares donde expresarse porque normalmente los medios están para atacarnos, no para escucharnos". En abril, el mandatario instó al Congreso a aprobar leyes para evitar publicar informaciones sobre hechos violentos. Luego señaló que "los diputados le tienen miedo a los periodistas y no han mostrado interés en mi propuesta". Zelaya critica habitualmente a los medios de prensa, a los que acusa de promover la violencia tras mantener distantes sus relaciones con dos de los principales rotativos hondureño, La Prensa y El Heraldo, que critican sus actuaciones públicas. El mandatario asumió en el 2006 luego que su partido, el Liberal, ganó por una mínima diferencia de 75.000 votos las elecciones de noviembre de 2005. Es un agricultor dueño de un campo en la provincia este de Olancho.

Descarga la aplicación

en google play en google play