Escúchenos en línea

Aumenta tensión muerte de campesinos hondureños

Tegucigalpa. Agencia PL | 20 de Mayo de 2013 a las 15:29

La muerte violenta de tres campesinos en la norteña región hondureña de San Manuel, Departamento de Cortés, volvió este lunes a crispar el conflicto agrario existente en este país centroamericano.

Los asesinatos ocurrieron el fin de semana, pero todavía este lunes las instituciones del Estado se culpaban unas a otras por lo ocurrido cuando guardias privados de una empresa azucarera dispararon contra labriegos pacíficos.

Hubo falta de agilidad en la toma de decisiones, señaló al sitio digital proceso.hn el director del estatal Instituto Nacional Agrario (INA), César Ham, quien deja esa secretaría el jueves para aspirar a ser electo diputado.

Uno de sus hombres de confianza, Marco Lobo, consideró que la tragedia fue ocasionada por falta de determinación para evitar incidentes violentos en el campo por parte de las autoridades de Defensa y Seguridad.

El jefe de las Fuerzas Armadas, general René Osorio, aseguró que la responsabilidad de atender estas situaciones es exclusiva de la Policía hondureña, y añadió que esa institución no ha solicitado apoyo militar.

Pero lo cierto es que el Gobierno tiene establecido que el Ejército actúa con la Policía para evitar la violencia y el INA había argumentado hace más de un año ante la Justicia que existen razones para dar esas tierras a los campesinos.

El dirigente de Vía Campesina, Rafael Alegría, expresó que lo sucedido es la continuación de la represión abierta contra los labriegos, y denunció que el asesinato, el encarcelamiento y la persecución están a la orden del día.

Explicó que la masacre, que dejó también dos heridos, ocurrió cuando los campesinos con aperos de labranza iban a tomar posesión de la tierra porque están amparados por la Corte y por una expropiación decidida por el INA.

Recordó que en menos de dos años han sido asesinados 103 campesinos hondureños que reclaman tierras a las que tienen derecho constitucionalmente y las autoridades responden con indiferencia.

Anunció que centenares de campesinos declararon estado de alerta y se agrupan en San Manuel, para solidarizarse con sus colegas que fueron asesinados en presencia de la Policía, que no hizo nada para evitar las muertes.

Alegría agregó que en las próximas horas los movimientos campesinos mantendrán una reunión de urgencia con el objetivo de planificar estrategias de respaldo a sus compañeros de San Manuel.

Proceso evocó que en la zona caribeña de Honduras, donde el Estado ha logrado resolver parcialmente algunos problemas agrarios, la situación todavía no logra prosperar porque periódicamente ocurren muertes violentas.

En esa región operan también bandas y se ha detectado tráfico de armas y drogas por lo que existe un reforzamiento de la seguridad con presencia de militares, recordó ese sitio On Line.


Descarga la aplicación

en google play en google play