Escúchenos en línea

OEA acompañará tregua entre pandillas en Honduras

Tegucigalpa. Telesur | 28 de Mayo de 2013 a las 10:49

La Organización de Estados Americanos (OEA) está dispuesta a continuar su participación en las negociaciones y acompañará la posible "declaración de principios de reconciliación" que podrían pactar dos de las pandillas más peligrosas de Honduras este martes, tal y como ocurrió en El Salvador.

El secretario de Seguridad Multidimensional de ese organismo, Adam Blackwell, aseveró que en Honduras ha presenciado ocho meses de negociación, al igual que en El Salvador, donde participó en una entrega de armas por parte de pandillas de ese país.

"La OEA va a acompañar el proceso (en Honduras) igual que aquí (El Salvador); la OEA no puede querer esto más que el pueblo hondureño", aseveró.

El obispo auxiliar de San Pedro Sula, norte de Honduras, Rómulo Emiliani, dijo que las pandillas Mara Salvatrucha (MS) y Mara 18 (M18) podrían anunciar este martes un acuerdo en la ciudad de Tegucigalpa (capital).

Emiliani, quien ha sido mediador en varios conflictos internos en el presidio de San Pedro Sula, aclaró que "no hay tregua ni firma de la paz", sino que se espera de los pandilleros presos firmen una "declaración de principios de reconciliación con la sociedad".

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, manifestó su apoyo a la labor que realiza el obispo Rómulo Emiliani, como intermediario en el proceso de tregua entre maras o pandillas "18" y la MS-13" con el fin de reducir las muertes violentas en el país. Espera que el proceso tenga mejores resultados que en El Salvador.

Sin embargo, la corresponsal de teleSUR en Tegucigalpa, Gilda Silvestrucchi, aseguró que sondeos publicados en medios de comunicación muestran que "la mayoría del pueblo se mantiene escéptico" ante el posible pacto entre pandillas. "No hay credibilidad" en que este acuerdo incida en la disminución de la tasa de homicidios, puntualizó.

La violencia en Honduras a diario deja un promedio de 19 personas muertas, lo que ubica al país centroamericano entre los más violentos del mundo, según organismos nacionales e internacionales.

En El Salvador, una tregua alcanzada el 9 de marzo de 2012 bajo la mediación del vicario castrense Fabio Colindres y el excomandante guerrillero Raúl Mijango, redujo los homicidios de 14 a cinco por día, por lo que el país que registraba 70 homicidios por cada 100 mil habitantes dejó de figurar como el segundo país más violento del mundo después de Honduras.

La OEA cumple un papel de verificación y acompañamiento del pacto entre las pandillas salvadoreñas, que consistente en que sus miembros no se maten entre sí.


Descarga la aplicación

en google play en google play