Escúchenos en línea

El Salvador a punto de entrar en crisis eléctrica por falta de lluvias

La Prensa Gráfica. Desde San salvador. | 25 de Mayo de 2007 a las 00:00
"Roguémosle a Dios que llueva". Esa frase, pronunciada por Nicolás Salume, presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), deja en evidencia la crisis energética que puede enfrentar El Salvador si el invierno no entra de lleno la próxima semana. De acuerdo con datos de la autónoma, que tradicionalmente inyecta el 50% de la energía que consume el país, el nivel de los embalses está a su mínimo y el agua que aún tiene permite garantizar la generación de energía hidroeléctrica –la más barata del mercado– hasta el 6 de junio. "Tenemos agua hasta el 6 de junio", dice. Por eso, si a esa fecha las lluvias no han permitido que los embalses comiencen a recuperarse, Salume es claro: CEL dejará de producir energía. "Tendrían que meter todos los motores térmicos a plena capacidad y LaGeo a plena capacidad para que no haya racionamiento", afirma el funcionario, e inmediatamente agrega: "Puede haber racionamiento si el agua se nos acaba antes del 6 de junio". Actualmente, el país tiene una demanda máxima de 881 megavatios, pero hasta el cierre de 2006, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), tiene una capacidad instalada de más de 1,200 megavatios, lo que puede darle un margen de cobertura en alguna emergencia. Hasta el jueves, CEL inyectaba al mercado un 22% de energía –menos que la geotérmica– porque si inyecta más se acaba la reserva de agua antes de lo programado. Las térmicas, por su parte, abastecen ya el 52%, lo que también podría generar una distorsión en el precio de las futuras facturas de energía. "Esto pueda que afecte un poco los precios porque la restricción de generación va a afectar", acota. Sin embargo, aunque ha habido un verano con alta participación térmica en la generación de energía, fuentes del sector confirmaron que por mandato del presidente Antonio Saca, para este 10 de junio (cuando se anuncia el cambio tarifario) no se anunciará alza en el precio de la energía. Una situación que según operadores pone más presión al mercado y a las finanzas de entidades como CEL, que son las que subsidian las tarifas y cubren alzas no trasladadas al consumidor.

Crisis es en toda la región

Lo que sí descarta Salume es que en una crisis El Salvador pueda pedir ayuda de otros países de Centroamérica que en las últimas semanas ya suman apagones y racionamientos. Costa Rica, que depende en un 95% de la hidro, hasta hace unas semanas, sufrió racionamientos por la falta de energía hidro. Panamá ya prevé problemas de racionamientos por los bajos niveles de dos lagos que alimentan al sistema, y Nicaragua –que mantiene hasta seis horas de racionamiento energético– sigue dependiendo de la compra de energía a Guatemala para no entrar en un mayor déficit. René González, gerente del Ente Operador Regional (EOR) –que administra las compras y ventas de electricidad en la región–, atribuyó la crisis a la falta de previsión y de mecanismos regulatorios que incentiven la inversión energética en la región. Por su parte, Fernando Argüello, superintendente, confía en que la nueva inyección de los 50 megavatios de Talnique y la unidad de la geotérmica de Berlín evite que El Salvador repita la historia de Centroamérica, pero hace un llamado a "racionalizar" el consumo de la energía.

Descarga la aplicación

en google play en google play